Estas leyendo

Valdemoro y España entran en la historia

Baloncesto | Mundial Femenino | España 74 - Francia 71

Valdemoro y España entran en la historia

Valdemoro y España entran en la historia

reuters

La Selección remontó 13 puntos y hoy juega las semis del Mundial

La Selección hizo historia: se metió en la lucha por las medallas por primera vez y lo consiguió sin la jugadora que había llegado como salvadora de este barco. Sancho Lyttle, con un golpe en la espalda, veía desde el banco como Valdemoro forzaba una prórroga impensable unos minutos antes (las españolas llegaron a estar en el último cuarto 13 abajo). Pero España, con la de Alcobendas como verdadera salvadora, conseguía prolongar el sueño de las medallas cinco minutos más y el sueño, esta vez sí, se hizo realidad.

Karlovy Vary o los baños termales de Carlos acogía la fase final del Mundial de la República Checa y a las españolas pareció afectarles demasiado encontrarse en la ciudad de los balnearios. Salieron relajadas, con continuos desajustes defensivos, sin ideas en ataque, permisivas en el rebote... Ni la entrada en pista de Marta Fernández, que parecía imprimirle más revoluciones al juego, ni los cambios en la dirección -ayer José Ignacio Hernández lo probó todo-, ni los intentos, ya desesperados, de encontrar algo de claridad con Anna Cruz servían.

Valentía.

Nadie se salvaba a pesar de los 12 puntos de Amaya Valdemoro o los ocho rebotes de Sancho Lyttle en los dos primeros cuartos. "Seamos valientes", arengaba Hernández a sus jugadoras porque peor no podían jugar. ¿O sí?

Tras el 4/19 (21%) en tiros de dos o el 2/7 en triples (29%) al descanso, la Selección seguía sin mejorar. Sólo Valdemoro parecía resistirse a despedirse de los Mundiales sin una medalla y con dos triples metía a España en el partido (40-49) y con una bandeja sobre la bocina, en la prórroga. Allí, Torrens, desaparecida todo el partido, ponía la directa a semis con cuatro puntos consecutivos (69-65), y Lima se disfrazaba de Lyttle para acercar las medallas un poquito más.

España llegó al Mundial con el objetivo de meterse por primera vez en unas semifinales y lo ha conseguido. Y es que en tierra de balnearios, al final el baño se lo llevó Francia.

También te puede interesar