Estas leyendo

Valdemoro: "¡No sabéis cuánto costó ganarla!"

Baloncesto | Mundial Femenino

Valdemoro: "¡No sabéis cuánto costó ganarla!"

Valdemoro: "¡No sabéis cuánto costó ganarla!"

chema díaz

La Selección aterrizó en Madrid con el primer bronce mundial.

La Selección femenina llegó ayer a Barajas. Lo hizo con media hora de retraso, pero con un bronce de 24 quilates, que supone la primera medalla mundial de su historia. "No sabéis cuánto ha costado ganar esto", decía Amaya Valdemoro, la primera en salir por la puerta, mientras mordía una medalla que se une a la larga lista de éxitos de la madrileña. Su palmarés marea un poquito más. "En el baloncesto femenino cada año estamos dando un pasito adelante. Sería bonito terminar mi carrera en los Juegos 2012". Ésa es la última medalla que se resiste.

Este bronce supone el único éxito intercontinental del baloncesto español este verano tras el tropiezo y el sexto puesto de los de Scariolo en Turquía. "La Selección masculina y nosotras somos dos equipos totalmente diferentes y cada uno estamos haciendo historia a nuestra manera, pero ellos son un modelo a seguir", concluía la alero madrileña, que mañana ya estará ejercitándose con el Rivas.

Tampoco tendrá tiempo para creérselo Alba Torrens, que este viernes juega con el Perfumerías Avenida la Supercopa en Valencia. "Aún no lo hemos asimilado. Mientras subíamos al podio todas pensábamos: 'Esto no es un Europeo, es un Mundial y estamos entre las tres mejores del mundo... Pero costaba creerlo'. Supimos levantarnos ante las adversidades y aquí está el premio al trabajo", afirmaba Torrens mientras no soltaba su medalla. "Lo bueno de este equipo es que cuando no estuvo una, estuvo otra. Fuimos eso, un equipo, y tiramos del carro todas juntas".

Con esta medalla, la Selección pretende poner un punto y seguido en su carrera. No aparte. El Europeo de Polonia es el próximo objetivo y José Ignacio Hernández, que el domingo puso fin a su contrato al frente de la Selección femenina y que hoy mismo viajará a Polonia para ponerse al mando del Wisla de Cracovia, augura éxitos mayores. "No sé si estaré o no el próximo año al frente de este equipo. Lo que sí tengo claro es que todos podremos seguir disfrutando con esta Selección".

Equipo.

El técnico salmantino se deshizo en elogios con sus chicas: "Fuimos valientes y nos arriesgamos, por eso tenemos este bronce que lo hemos ganado por nuestro carácter y por nuestra ambición. Amaya (Valdemoro) es el alma de este equipo y con Sancho (Lyttle) encontramos el complemento que nos faltaba, aunque me quedo con el esfuerzo de todo el grupo". Un grupo que seguirá soñando, por ejemplo, en 2011 con el primer título de su carrera. El oro, al igual que el Eurobasket masculino de 2009, también puede estar en Polonia.

Etiquetado en:

También te puede interesar