Estas leyendo

La mítica autocanasta de Ferrándiz cumple 50 años

Baloncesto

La mítica autocanasta de Ferrándiz cumple 50 años

La mítica autocanasta de Ferrándiz cumple 50 años

El 18 de enero de 1962, Pedro Ferrándiz ideó una jugada para la historia. Ordenó a Alocén que anotase en su propio aro para evitar una prórroga que el Madrid afrontaba mermado y asumir una derrota leve que remontó en la vuelta.

El 18 de enero de 1962, hace ya 50 años pese a que él parezca apenas unos meses mayor que entonces, a Pedro Ferrándiz se le ocurrió una de esas genialidades que le convirtieron en uno de los entrenadores más grandes que ha dado el baloncesto: la autocanasta. Dejemos que sean los propios protagonistas quienes nos lo narren, como hicieron en 2003 en el Foro Ferrándiz-AS.

Comienza Ferrándiz: "Lo teníamos previsto y habíamos estudiado la jugada antes del partido. Jugábamos en Varese en octavos de la Copa de Europa, era el partido de ida y quedaba la vuelta en Madrid. En el primer tiempo ganábamos 36-44, pero la cosa se puso fea. Hightower estaba lesionado y Emiliano en el banco. A falta de dos segundos metieron la canasta del empate a 80 y eliminaron por faltas a Morrison. Estábamos en inferioridad clara y la prórroga no nos convenía. Pedí tiempo muerto y saqué a Alocén".

Ahora habla Alocén: "Me dijo: 'Lorenzo, ya sabes lo que tienes que hacer'. Sacábamos de debajo de nuestra canasta y me la pasó Lluís. Emiliano estaba esperando para palmear si la fallaba, pero la metí limpia y fingí celebrarlo. La afición italiana empezó a gritar alborozada '¡Lorenzini, Lorenzini!".

Lluís remata la historia: "Nosotros le agarrramos como si se hubiera vuelto loco para que los árbitros no pitaran técnica y anularan la canasta. Pero un jugador del Varese, Toth, empezó a recriminarnos. El público se dio cuenta y empezó a tirarnos de todo". Pero la treta y la bronca valieron la pena: el Madrid ganó por 18 en la vuelta y llegó a la final que perdió ante el Dinamo Tbilisi. La FIBA prohibió la autocanasta bajo multa de 1.000 dólares y expulsión de dos años. Como tantas veces en una carrera que le vería ganar cuatro Copas de Europa, Ferrándiz había sido el más listo.

Etiquetado en:

También te puede interesar