Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

NBA | CLIPPERS 98 - WOLVES 101

Kevin Love decide el choque con un triple sobre la bocina

Ricky Rubio fue de menos a más y suyo fue el triple que empató el duelo a falta de 20 segundos. Luego, defendió bien a Billups en la acción final que pudo dar el triunfo a los Clippers.

Un triple sobre la bocina de Kevin Love justo cuando el partido parecía destinado a resolverse en la prórroga dio una increíble victoria a los Minnesota Timberwolves frente a Los Ángeles Clippers (98-101).

Love registró 17 puntos y 14 rebotes mientras que Rubio redimió su mala actuación con unos inmensos últimos minutos para acabar con nueve rebotes, seis rebotes y seis asistencias, una estadística que no refleja la masiva incidencia que ejerció en el resurgir de su equipo.

Por los Clippers, que jugaron sin los lesionados Chris Paul y Caron Butler, destacaron Blake Griffin, con 21 puntos y 10 rebotes, y el reserva Mo Williams, con 25 tantos.

Ricky Rubio no comenzó el partido con buen pie. Se estrenó con un "airball" (un tiro que no toca aro) y cometió dos personales en el minuto nueve, momento en el que Rick Adelman lo sentó en el banquillo mientras los Clippers hacían disfrutar a su público con las espectaculares acciones de Griffin.

Minnesota no le perdía la cara al partido y un sorprendente Darko Milicic, autor de los seis primeros puntos de su equipo, taponó hasta en dos ocasiones a la estrella angelina, aunque no pudo evitar el despliegue del reserva Mo Williams, autor de ocho puntos seguidos para dejar el marcador en 31-22 al final del primer cuarto.

La brecha siguió en aumento (43-29, m.17) y Rubio, de vuelta en la cancha, seguía sin dar con la tecla adecuada para dirigir a los suyos. El español se mostró errático en el tiro y dubitativo en el pase. Sin confianza. Superado. Wayne Ellington encontró así su oportunidad y estuvo a la altura.

Un triple suyo parecía atar en corto a los Clippers pero, instantes después, otro lanzamiento exterior de Williams puso el broche a la primera mitad para dejar el resultado en 59-48.

Rubio, no obstante, no se amilanó. Timón en mano de nuevo en la segunda mitad, imprimió una marcha más a los Timberwolves y se empleó a fondo en defensa. Un robo suyo terminó en una jugada culminada con un dos más uno de Wesley Johnson, e instantes después un mate de Milicic encendió las alarmas en el Staples Center (62-60).

Ahí quedó el susto porque Minnesota no encontró más fuerzas y los Clippers respondieron bien al envite de su rival con la irrupción de Chauncey Billups y Randy Foye. La brecha osciló entre los ocho y los diez puntos hasta que los de Adelman volvieron a poner en aprietos a los californianos en el arranque del último cuarto (81-77) gracias a la aportación de Love y Nikola Pekovic.

El primer punto de Rubio, desde el tiro libre, llegó a falta de seis minutos para el final tras una jugada que provocó la expulsión de Williams por doble técnica y el abucheo de la grada al jugador español, cuya caída al suelo fue entendida por los árbitros como una supuesta falta del base de los Clippers.

Lo mejor del jugador de El Masnou estaba por llegar. Dos tiros libres y una asistencia por la espalda del barcelonés a Milicic pusieron la incertidumbre, instaurada definitivamente en el pabellón con un triple de Rubio -su primer acierto en el tiro tras once intentos- para empatar el duelo (98-98) a falta de 20 segundos.

Billups, bien defendido por el español, falló la penetración y cuando el choque se dirigía a la prórroga, Love, con 1,5 segundos por jugar, dejó boquiabierto al personal con su triple frontal de nueve metros.