Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

baloncesto | nba

Gasol no ve con malos ojos la opción de ir a los Rockets

A menos de una semana del cierre del mercado, Pau Gasol no ve tan mal como en verano la posibilidad de dejar Lakers para ir a Houston Rockets. La operación sigue siendo muy difícil.

As.com

El 15 de marzo se cierra el mercado de fichajes en la NBA. Queda menos de una semana y los grandes 'trades' que había en el horizonte pueden quedar finalmente en nada con los grandes nombres encaminados al próximo verano, donde otra vez se buscarán grandes operación que alteren el 'Status Quo' de una liga dominada ahora mismo por Heat, Bull y Thunder. Dwight Howard todavía está en Orlando, Rondo en los Celtics, Josh Smith en Atlanta, Deron Williams en los Nets... y Pau Gasol en los Lakers. El español está en muchas quinielas de traspaso desde el verano pero todavía es, y quizá sea así como mínimo hasta el verano, jugador de Los Angeles Lakers.

La situación de Pau no es fácil. En verano estuvo traspasado a Houston Rockets en una operación a tres bandas que llevaba a Chris Paul a Lakers y que fue vetada por la liga, propietario de los Hornets, por la presión del resto de franquicias, poco dispuestas a asistir a la creación de otra 'dinastía' en Los Angeles que obligara a los demás a jugar por las migajas.

Después Gasol ha sonado para Bulls, Celtics, Warriors, Timberwolves... al margen del constante murmullo que le ha situado en Orlando como parte del pago por un traspaso de Dwight Howard que nunca ha llegado y que parece cada vez más lejos de llegar (al menos, con LA como destino). Ahora, y cuando las aguas bajan revueltas tras dos dolorosas derrotas en Detroit y Washington, parece que Pau Gasol empieza a valorar de forma más positiva la opción de proseguir su carrera lejos de California. Harto de rumores y harto de tener poco protagonismo en el sistema ofensivo de los Lakers, rendido a Kobe Bryant más que nunca tras la llegada de Mike Brown al banquillo, ahora el español no ve tan mal como en verano cambiar de aires y Houston Rockest es el equipo que de forma más explícita ha reconocido que estaría encantado de contar con él.

Sin embargo, la operación no es fácil. Los Lakers quieren un base como prioridad y los Rockets tienen a Kyle Lowry, que está evolucionando hasta un nivel que le puede hacer All-Star en un futuro próximo. Él y Luis Scola como recambio de Gasol formarían un 'lote' que en LA verían con muy buenos ojos, pero Houston no quiere desprenderse de Lowry y aunque sí pondrían a Scola en el tapete, acompañarían al argentino con bases como Dragic o Flynn, que ni por asomo tienen el nivel que necesitan los Lakers para mejorar su quinteto inicial. Así las cosas, no parece muy posible el acuerdo pero quedan seis días para el cierre del mercado y, hasta entonces, todo es posible en la NBA.