Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Baloncesto | Tribuna Libre

Protagonismo de presente y de futuro

José Luis Sáez

El gran éxito en Mannheim y el eco mediático que ha recibido sirve para seguir ilusionándonos con el futuro: el que encarnan los jóvenes que han sido capaces de emular a los Júniors de Oro proclamándose campeones de un torneo tradicionalmente considerado casi como un Mundial. Los de Josep Pérez, Guillermo Hernangómez, Adrián Chapela, Alberto Díaz, Javier Marín, Oriol Paulí, Albert Homs, Santiago Villena, Edgar Vicedo, Sergio Hernández, Juan Sebastián Saiz e Ilimane Diop son nombres que vamos a empezar a retener todos, con la ilusión de que en unos años puedan ser también nombres de referencia en la Selección, en la que actualmente tienen el mejor modelo del que aprender.

Estamos convencidos de que todos ellos van a seguir aportando el máximo esfuerzo y empeño en crecer como jugadores y como personas. Y desde la FEB, al igual que hacen sus propios clubes durante toda la temporada, vamos a poner a su servicio todas las herramientas y condiciones para que lo consigan. Porque a nosotros siempre nos satisfacen los éxitos en la cancha, pero mucho más el conseguirlos como lo han conseguido también los chicos de la Sub-18: con los valores del espíritu de equipo y el talento individual puesto al servicio del colectivo. Que nos lo reconozcan amigos y rivales es la mejor embajada posible para el baloncesto y el deporte español en general, al que todas nuestras selecciones están orgullosas de representar.

En Khimki la fiesta no pudo ser tan completa, pero la presencia del Valencia en la final de la Eurocopa ha sido otro hito más de una temporada internacional especialmente exitosa para nuestros clubes, que arrancó con Ros Casares y Rivas Ecópolis en la cima femenina y redondeará el Regal Barcelona dentro de unas fechas en la Final Four de la Euroliga. Aunque el equipo valenciano no ha podido vivir su sueño de un nuevo título, ha demostrado que su trayectoria tiene aún por delante muchísimo recorrido: un proyecto con grandes dosis de identidad y arropado por el compromiso de una afición cuyos valores han dejado patentes sus entusiastas representantes desplazados hasta el corazón de Rusia. Con un campeón y un subcampeón europeos, la temporada del baloncesto valenciano es de sobresaliente histórico.

Pero las últimas horas nos han dejado también una triste noticia: el adiós a Pedro Macía, un rostro y una voz conocidos y reconocidos por toda una generación que, en su infancia, se embelesó con los primeros partidos de baloncesto televisados -especialmente el día de Navidad- a través de aquella entrañable Televisión Española en blanco y negro. Hoy no seríamos lo que somos sin el empuje de los pioneros que, como Pedro Macía, colaboraron activamente en popularizar el baloncesto.