Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

NBA | SPURS 124 - TRAIL BLAZERS 89

Duncan y los Spurs tienen la mejor marca en el Oeste

Duncan anotó 18 puntos y lideró a los Spurs, que sumaron el octavo triunfo seguido. "Es perfecto tener asegurada la ventaja de campo y tener días para descansar", dijo.

El veterano pívot Tim Duncan anotó 18 puntos y fue el líder del ataque de los Spurs de San Antonio que ganaron por paliza de 124-89 a los Trail Blazers de Portland y aseguraron la mejor marca de la Conferencia Oeste. Los mismos que aportó el escolta Daniel Green que estuvo perfecto en todo lo que tiro a canasta al encestar 6 de 6 tiros de campo, incluidos cuatro triples, y 2-2 desde la línea de personal.

Los Spurs (48-16), que también empatan con los Bulls de Chicago para la mejor marca de la liga, cuando a ambos equipos les faltan dos partidos por disputarse de la temporada regular, lograron el octavo triunfo consecutivo.

"Es perfecto tener ya asegurada la ventaja de campo y además varios días para descansar antes que comiencen los playoffs", declaró Duncan, de 36 años, que por sexta vez en su carrera logra que los Spurs tengan la mejor marca de la Conferencia Oeste. "No debemos fiarnos como sucedió el año pasado cuando nos eliminaron los Grizzlies, pero estamos listos para seguir por el buen camino".

Los Spurs han conseguido por primera vez desde la temporada del 2008 que los "Tres Amigos" lleguen en perfectas condiciones físicas a la recta final de la temporada y actualmente es el equipo más completo y que mejor baloncesto realiza dentro de la NBA. Las adquisiciones que han hecho los Spurs desde el pasado mes, el escolta Stephen Jackson y el ala-pívot francés Boris Diaw, les han dado un poder en su banquillo que no tiene nadie más dentro de la NBA.

Frente a los Trail Blazers, además de Duncan otros cinco jugadores más tuvieron dobles dígitos y como equipo consiguieron nada menos que el 59 (48-81) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 55 (12-22) de triples, además de capturar 47 rebotes y poner ocho tapones.

Pero lo más sorprendente de todo es que el entrenador Gregg Popovich sacó de nuevo a los 12 jugadores que tiene en la plantilla y todos aportaron al menos dos puntos, mientras que los reservas lograron 67 puntos, encabezados por el Jackson y Gary Neal que lograron 12 tantos cada uno.

Jackson además consiguió nada menos que cinco recuperaciones de balón, puso dos tapones, repartió cuatro asistencias y capturó tres rebotes. El base francés Tony Parker logró 13 puntos y repartió seis asistencias, que lo dejaron de nuevo como el director del juego de los Spurs en los 22 minutos que jugó.

El escolta argentino Manu Ginóbili, que los dos partidos anteriores había sido decisivo, recibió menos minutos de juego para que descansase y en los 17 que disputó aportó seis puntos después de anotar 2 de 5 tiros de campo, falló dos intentos de triples, y estuvo perfecto 2-2 desde la línea de personal.

El jugador internacional argentino en su línea de apoyar siempre al equipo capturó dos rebotes, repartió tres asistencias y recuperó dos balones. También ayudó y puso calidad el ala-pívot brasileño Tiago Splitter que jugó nueve minutos pero consiguió ocho puntos (2-2, 0-0, 4-6), capturó tres rebotes y dio una asistencia. La diferencia de 35 puntos que lograron los Spurs en el marcador final empatan la mayor que tenían esta temporada.

El escolta Wesley Matthews con 24 puntos fue el líder de los diezmados Trail Blazers de Portland, que perdieron el sexto partido consecutivo, pero la peor derrota que han tenido desde que se hizo cargo del equipo el entrenador interino Kaleb Canales, de 33 años, un nativo de Laredo (Texas).

Canales recuerda que cuando era niño iba a las promociones que hacían los jugadores y entrenadores de los Spurs en la ciudad y ahí fue cuando conoció, en el aparcamiento de una gran supermercado a Popovich, que era asistente de Larry Brown en la década de los 80. Esta vez la lección se la dio desde el banquillo ambos dirigiendo a sendos equipos profesionales de la NBA, uno que tiene la mejor marca de la liga y otro que está fuera de la competición de la fase final.

"No es un partido para sacar enseñanzas, ya que los jugadores saben que no van a estar en la fase final, tenemos bajas importantes y además no vas a luchar al máximo con el riesgo de generar algún tipo de lesión a un rival que se merece estar en la fase final con toda la plantilla en plenitud", comentó Canales.