Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

LIGA ENDESA | FUENLABRADA 87-C. LABORAL 92

Trabajada victoria del Baskonia en Fuenlabrada

El Baskonia tuvo que trabajar duro para conseguir el triunfo en Fuenlabrada que certifica su tercer puesto, porque los locales querían despedirse con una alegría de su afición.

EFE

El Baskonia tuvo que trabajar duro para conseguir el triunfo en Fuenlabrada que certifica su tercer puesto, porque los locales querían despedirse con una alegría de su afición, y tuvo que ser el argentino Andrés Nocioni quien con sus 22 puntos sostuvo a su equipo en el marcador en los momentos difíciles. El encuentro comenzó con mucha alegría en el juego de ambos equipos. Los locales sin la presión de la permanencia volvieron a disfrutar del baloncesto y a jugar como a principio de temporada, con mucho movimiento de balón y de sus figuras para encontrar posiciones de lanzamiento.

Esto dio ritmo al partido, algo que le iba bien a los vitorianos ante la teórica superioridad de las figuras del equipo visitante. Pero en primera instancia se encontraron con una fuerte defensa local que les dificultó mucho las anotaciones. Los locales cogieron ritmo y marcaron las primeras distancias. El final del primer cuarto se llegó con un 28-22 en el marcador y el descanso con un 53-47. La pausa le vendría mejor al Caja Laboral, que cerró líneas y buscó el revulsivo bajo el aro con Lampe y Teletovic, que ahora sí respondieron, mientras que Prigioni marcó el ritmo de juego de su equipo en la dirección. Hoy regresaba tras lesión y jugó casi 35 minutos.

No tardó en adelantarse en el marcador gracias a un 2-7 de parcial, a falta de 5:41 para el final de tercer cuarto. El marcador duró igualado aún varios minutos, pero un 0-9 para terminar el mismo marcaría las primeras diferencias para el bando visitante. El último cuarto, lo afrontaban los visitantes con seis puntos de ventaja (62-68).

Los locales lo siguieron intentando hasta el final. Apretaron cuanto pudieron. Se llegaron a colocar a solo dos puntos de diferencia, pero a falta de minuto y medio los árbitros anularon una canasta de Mainoldi. Falta en ataque, el quinteto local se quedó protestando.El Baskonia jugó rápido y Oleson anotó solo para establecer una diferencia de seis que ya sería insalvable por un equipo que estaba descentrado. Lo siguió intentando, pero poco más se pudo hacer. Los visitantes sabían que podían certificar su tercer puesto y lo consiguieron con una buena defensa.