Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

NBA | SIXERS 79-BULLS 74 (2-1)

Hawes fue el factor sorpresa y los Bulls no pueden ganar

La franquicia de Chicago confirmó que están tocados anímicamente con la baja de su jugador estrella, el base Derrick Rose.

EFE

El baloncesto espectáculo de ataque desapareció en el tercer partido de la eliminatoria de cuartos de final de la Conferencia Este que disputaron los Sixers de Filadelfia y los Bulls de Chicago y dio paso a un duelo de juego defensivo del que al final salió favorecido el equipo local.

Los Sixers con el pívot Spencer Hawes como factor sorpresa y líder de su ataque vinieron de atrás en el marcador y ganaron por 79-74 a los Bulls, que confirman están tocados anímicamente con la baja de su jugador estrella, el base Derrick Rose.

Aunque el entrenador de los Bulls Tom Thibodeau dijese que la ausencia de Rose no era una "sentencia de muerte", la verdad es que en los dos partidos que han jugado sin él, si ha sido la razón principal que los perdiesen y estén ahora abajo (2-1) en la eliminatoria al mejor de siete partidos. El cuarto se jugará el domingo en el mismo escenario del Wells Fargo Center de Filadelfia.

Hawes surgió con un gran dominio bajo los aros y aportó 21 puntos, incluido el tiro en suspensión que puso por delante a los Sixers en la recta final del cuarto periodo y no volvieron a dejarse quitar la ventaja. Los Sixers, que habían anotado sólo 11 puntos en el tercer cuarto y estuvieron abajo en el marcador por más de 10 tantos al comienzo del último periodo, volvieron a desbordar a los Bulls en los últimos 12 minutos. La canasta de Hawes puso un parcial de 71-70 con 3:28 por jugarse y ahí se acabó la eficacia defensiva de los Bulls y sus posibilidades de conseguir la victoria.

El pívot titular de los Sixers anotó 10 puntos en el cuarto periodo cuando los Sixers vinieron de atrás y superaron a la defensa de los Bulls que esta vez tampoco pudo responder en el ataque. El base Jrue Holiday siguió en su línea de dirigir el juego de los Sixers y se convirtió en el segundo máximo encestador al conseguir 17 puntos, capturó seis rebotes y repartió seis asistencias.

Mientras que el escolta-alero Evan Turner también hizo una buena labor individual y de equipo al conseguir 16 puntos y capturó nueve rebotes. El base-escolta reserva Lou Williams siguió en su papel de sexto jugador del equipo y lo hizo al conseguir 14 puntos que lo dejaron como el cuarto encestador del equipo y el último que alcanzó los dobles dígitos.

Junto a Hawes, el alero reserva Thaddeus Young también tuvo protagonismo bajo los aros al capturar 11 rebotes y anotó seis puntos. Como equipo los Sixers lograron un 34 (26-76) de aciertos en los tiros de campo, el 7 (1-14) de triples y el 79 (26-33) de personal, comparados al 37 (28-75), 29 (4-14) y 61 (14-23), respectivamente, de los Bulls.

Si la baja de Rose dejó a los Bulls sin el jugador estrella y su líder en la ofensiva del equipo, en el tercer periodo también sufrieron la perdida del pívot titular Joakim Noah, que sufrió una torcedura de tobillo izquierdo. Aunque regresó al partido en el cuarto no estuvo bien, se le notó como cojeaba mientras corría y al final no pudo ser factor ganador para su equipo, aunque aportó 12 puntos y capturó siete rebotes.

El alero Carlos Boozer con un doble-doble de 18 puntos, 10 rebotes y dos recuperaciones de balón fue el líder de los Bulls, pero sin que pudiese al final impedir la derrota. El veterano escolta Richard Hamilton aportó 17 puntos, siete asistencias y seis rebotes, mientras que el base John Lucas III, que salió como reserva, llegó a los 12 tantos, aunque falló ocho de 12 tiros de campo.

Peor estuvo el titular C.J. Watson, que salió en el puesto de Rose y se fue sin anotar un sólo punto después de fallar los cuatro tiros que hizo a canasta, y esta vez la ausencia del Jugador Más Valioso (MVP) de la liga si pesó como una losa para los Bulls.