Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Baloncesto | Liga Endesa | Estudiantes-Ucam Murcia

Estudiantes-Murcia: el partido del juicio final

En un Palacio a reventar, Estudiantes y Murcia se juegan la permanencia en el último partido. Un duelo directo que para el equipo colegial, que nunca ha bajado, es el más importante de su historia. Para su rival, un descenso sería peligroso económicamente.

Nacho Albarrán

Estudiantes-Murcia: el partido del juicio final Ampliar
POR LA SALVACIÓN. La plantilla al completo del Estudiantes se conjura para el partido ante el Murcia.

Los caprichos del destino han deparado un final dramático en la última jornada de la liga regular. Ni hecho adrede. Se veía venir desde hace un tiempo, pero antes de empezar la temporada era difícil presagiar que el Asefa Estudiantes y el UCAM Murcia se jugarían la permanencia en la ACB en un último duelo a vida o muerte. Las probabilidades están a favor del equipo murciano (81,25% frente al 18,75% de su rival) pero el Palacio de Deportes, como lo definió muy bien el base colegial Granger, será "un infierno azul" (habrá lleno), donde la afición estudiantil no querrá vivir un descenso histórico, por inédito, de su equipo.

Lo peor para los locales es que puede que ni una victoria holgada les dé la salvación, porque no dependen de sí mismos. Si el Fuenlabrada pierde en Alicante y el Obradoiro gana al CAI Zaragoza, el Estu dará con sus huesos en la Adecco Oro. Al Murcia, que tendrá el apoyo de 200 seguidores y que no necesita favores ajenos si gana, le perjudicarían los triunfos del Fuenla y del CAI, porque así bajaría cayendo por cualquier diferencia.

Antecedentes.

Al equipo universitario se le han dado bien este tipo de finales. En la campaña 93-94 superó un playoff por el descenso con una victoria en el quinto partido ante el Fórum en Valladolid (70-76). Y en la 2008-2009 se la jugó en Zaragoza en la última jornada y mandó al hoyo al CAI (59-60). El Estu también salvó una situación límite en Granada en la 2007-08. Si perdía bajaba a dos jornadas para el final, pero ganó (69-83) y se mantuvo en la ACB.

Hoy se medirán dos equipos en progresión. Poch ha hecho de la defensa la principal virtud de los colegiales (61,7 puntos en contra de media en sus últimos cuatro triunfos). Gabriel, pese a estar tocado, ejercerá de líder y Lofton, de francotirador. Jiménez y De la Fuente, con sus mil batallas, pondrán la veteranía. Quintana ha imprimido carácter al Murcia y cuenta con el jugador más valorado de la Liga, James Augustine, para completar un buen ataque, mejorado con las llegadas de Udoka y Douby. El drama está servido y sólo puede quedar uno.