Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

NBA | KNICKS 89 - HEAT 87

"Melo" anotó 41 puntos y los Knicks acortan distancias

El alero Carmelo Anthony se reivindicó como líder de los Knicks de Nueva York y con 41 puntos los guió al triunfo por 89-87 ante los Heat de Miami en el cuarto partido de la eliminatoria.

EFE

El alero Carmelo Anthony se reivindicó como líder de los Knicks de Nueva York y con 41 puntos los guió al triunfo por 89-87 ante los Heat de Miami en el cuarto partido de la eliminatoria de la Conferencia Este. La victoria permitió a los Knicks frenar la racha de 13 derrotas consecutivas que tenían en la competición de la fase final, la peor en la historia de la NBA, y también evitaron su eliminación de la serie que disputan al mejor de siete partido. El triunfo fue el primero de los Knicks en la fase final desde el 29 de abril de 2001, cuando ganaron a los Raptors de Toronto en el tercer partido de la serie de cuartos de final que disputaron ambos equipos.

Sin embargo, la victoria tuvo de nuevo un precio alto para los Knicks en cuanto al fantasma de las lesiones, que esta vez se cobró al veterano base Baron Davis, que se lastimó la pierna derecha en el tercer cuarto del partido y será baja por lo que resta de temporada. Los Knicks ya tienen también de baja al base de origen taiwanés Jeremy Linn y al novato Iman Shumpert.El quinto partido se tendrá que jugar en el American Airlines Arena de Miami el próximo miércoles. Junto a Anthony, que anotó 15 de 29 tiros de campo, incluido un triple en cuatro intentos, y 10 de 14 desde la línea de personal, la vuelta del ala-pívot Amare Stoudemire fue decisiva en el juego bajo los aros de los Knicks.

Stoudemire, que se perdió el tercer partido mientras se recuperaba de las heridas sufridas en la mano izquierda al golpear de forma intencional una caja de cristal de un extintor de incendios en el American Airlines al concluir el segundo partido, aportó un doble-doble de 20 puntos y 10 rebotes. La presencia de Stoudemire se hizo sentir durante todo el partido y su dominio bajo los aros fue otra de las claves que permitió a los Knicks conseguir la victoria, que al final tuvo suspense. Anthony consiguió un triple que rompió el empate en el marcador (87-84) cuando faltaban 54 segundos y respondió al que había conseguido el alero LeBron James para los Heat con 1:14 y había puesto el empate (84-84).

El acierto encestador de Anthony fue lo que salvó a los Knicks, que en la primera parte no pudieron tampoco con la defensa de los Heat, que se fueron al descanso con la ventaja parcial de 38-44. Esta vez Anthony también le ganó el duelo individual a James que logró 27 puntos y sólo cuatro rebotes, mientras que el escolta Dwyane Wade llegó a los 22 tantos, repartió seis asistencias, recuperó cuatro balones y puso tres tapones, pero falló nada menos que siete de 11 tiros de personal. La falta de esos puntos pesó al final como una losa en el marcador y fue una de las causas que provocó la derrota de los Heat.

El ala-pívot Chris Bosh llegó a los 17 tantos y fue el líder en el juego bajo los aros al conseguir nueve rebotes, pero no pudo ganarle tampoco el duelo individual a Stoudemire. Los Heat (3-1), que buscaban conseguir la primera eliminación en la primera ronda dentro de la Conferencia Este, después que la pasada noche los Thunder de Oklahoma City lo lograron en la Conferencia Oeste al ganar 4-0 a los actuales campeones de liga, los Mavericks de Dallas, tendrán que esperar a otra oportunidad. El equipo de Miami no ha conseguido una barrida en la fase final desde las semifinales del 2005 que disputó contra los Wizards de Washington.