Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

ENTREVISTA MESSINA

"Vuestro Rey intenta parecerse a Berlusconi"

El entrenador de baloncesto Ettore Messina ha concedido una entrevista a Jot Down en la que explica cómo ve la situación en España y analiza su experiencia como asistente de los Lakers.

Jot Down

"España tiene el sentido ético que falta en Italia", dijo Messina cuando dirigía al Real Madrid. El técnico interrumpe en cuanto oye su frase, como si ya no le perteneciera. "Y ahora he descubierto que no era verdad -asegura-. Cuando llegué aquí, me encontré un país donde la gente era correcta, Berlusconi no existía, no había tantos líos, los transportes funcionaban, si dejabas el coche mal colocado llegaba una grúa y se lo llevaba, había seguridad por la calle, los debates en el Parlamento eran vivos pero respetuosos... Me parecisteis un país que funcionaba. Y luego descubres que ese ayuntamiento roba, que ese otro también, que había tramas de corrupción por todos los lados, que los bancos especulan y hacen lo que no tenían que hacer, hasta vuestro Rey intenta parecerse a Berlusconi ?con todo mi respeto hacia la Corona? ... Y dices: éstos son como nosotros. No somos los raros de la película sólo nosotros".

El técnico italiano acaba de volver de Estados Unidos tras una primera temporada como entrenador asistente en los Lakers. "Lo que más me ha llamado la atención de Estados Unidos es que eres libre de ser y comportarte como quieras mientras que respetes un marco de reglas comunes. Luego ellos tienen otro tipo de problemas, por ejemplo el sistema sanitario. Es un país donde vivir puede llegar a ser cruel, pero hay un verdadero respeto: nadie te juzga por cómo te vistes, qué dices o qué piensas", afirma.

Messina analiza su nuevo estatus, el de pasar de ser un referente en Europa a volver a ser un asistente en los Lakers: "Me ha hecho volver atrás 23 años, cuando era entrenador asistente. He vuelto a empezar desde cero. Aunque tenía mi buena carrera europea, yo allí era sólo un asistente más. Tenía que instaurar una relación con los jugadores, con el resto de técnicos, que no me conocían. Cosas tan normales como el primer día que he tenido que explicar un ejercicio al equipo, o el primer día en que tuve una sesión de vídeo con un jugador, las he vivido, con la misma intensidad trepidante que experimentaba hace 25 años".

El técnico también ofrece su punto de vista sobre la decisión de los Lakers de vender a Pau Gasol. "Es curioso, porque Pau Gasol lo explicaba bien en sus entrevistas en Estados Unidos. Pero aquí en España esas entrevistas salían "arregladas", -afirma-. Fíjate en la última entrevista de Ron Artest [Metta World Peace]. Acaba la temporada y en su última rueda de prensa dice:"el entrenador ha sido fantástico, me ha ayudado mucho, no es él quien falla tiros importantes o que no coge rebotes, como me pasó a mí en el partido clave. No es a él a quien Durant le mete la canasta como a mí. Él no tiene responsabilidad...".

Y luego, para hacer una broma, dice: "Él no llegó fuera de forma a la pretemporada... o, bueno, mejor pensado, siempre está fuera de forma porque es un culo gordo". ¿Qué salió aquí? Ron Artest llama culo gordo a su entrenador".

Pero a vueltas con el asunto de Pau Gasol, afirma: "No. No lo entiendo. Una parte de la prensa, en España, habla sin saber. Estos licenciados dan lecciones sobre Pau pero no tienen ni idea de la NBA. Si quieres comprar una casa más grande o vendes tu casa o pides un préstamo. No te dan una casa en la NBA si la cambias por dos bicicletas, un libro viejo, tu ordenador y un llavero. Pau es el único jugador que tiene un valor de mercado para Los Angeles Lakers. Bynum no porque hasta este año no había hecho una temporada sin lesiones y a alto nivel. Y Kobe Bryant es como Felipe Reyes [sonrisa], jugará en los Lakers hasta el día en que se muera, como Felipe en el Madrid. Los demás no tienen valor de mercado. La única posibilidad de los Lakers para reconstruirse era y es traspasar a Pau. Ahora quizá también a Bynum tras este año. Gasol lo sabía y lo decía en cada entrevista, porque es un tipo muy inteligente. Pero eso no se quería escuchar.

Por otra parte, Messina rechaza la idea que existe en España de que a Pau lo critican mucho en Estados Unidos: "No es verdad. Si lees Los Angeles Times, Bill Plaschke y los demás unas veces lo criticaban, otras lo aplaudían. No existe toda esa conspiración. La diferencia es que la prensa española de baloncesto, como la italiana del fútbol, necesita explicar siempre si uno juega bien o juega mal por 'peleas, broncas con el entrenador que le habló mal, porque se lleva mal con el compañero...' Nunca se acepta que a veces uno juega mal y punto. Allí no hace falta montar historias. Se cuenta quién juega bien o mal, puntos fuertes y débiles y ya está. No hay morbo".

El técnico italiano asegura que en Estados Unidos gusta más Marc Gasol que su hermano y lo explica así: "Porque exterioriza más sus reacciones, sus nervios. Es más expresivo".

Messina también analiza la decisión de Rudy Fernández de regresar al Real Madrid: "Rudy tiene un gran valor en la NBA. En el arranque del año jugaba muchos minutos. No es mejor irse o quedarse. Depende de lo que quiera: jugar más minutos, ganar títulos, ser feliz, estar en Europa o Estados Unidos... desde luego allí es muy apreciado. Tiene las dos puertas abiertas".

De cara a los Juegos Olímpicos, Messina analiza las opciones de Ibaka y Mirotic con la Selección: "Depende de lo que Scariolo necesite. ¿Necesita un 4 que le abra el campo sacrificando energía defensiva para dejar espacio en la zona para los Gasol? Coges a Mirotic. Si necesitas intimidación física y que los Gasol no jugarán juntos, que llame a Ibaka. Ibaka me encanta, pero teniendo a los dos Gasol que necesitan mucho espacio en la zona, me llevaría a Mirotic".

Y sobre una posible y soñada final contra Estados Unidos, Messina es claro: "Veo difícil que España pueda batir a los Estados Unidos en Londres.

El italiano aún guarda un amargo recuerdo de su etapa al frente del Real Madrid. Un año y medio después de su marcha, Messina no ha cambiado de opinión. "Fue un periodo de sufrimiento y dejó, como todo paso difícil, heridas. Todavía desde la distancia veo cómo, sin que yo hable, salen comentarios durante el año; "que si Messina esto", "que si Messina lo otro" y, sinceramente, lo que quiero es que el Madrid me olvide y olvidar yo también al Madrid. Es lo mejor para ambos. Pero no me he arrepentido nunca de haber tomado esa decisión. Todos somos buenos evaluando a toro pasado. Cuando la tomas, es porque estás convencido de ello", afirma.

Y niega que le decepcionaron los jugadores. "No. Yo tenía un equipo muy interesante el segundo año. De hecho, la mejor parte de ese equipo es la que está jugando ahora. Pablo Laso está haciendo un gran trabajo de equipo y un muy buen baloncesto".

Sobre el cambio experimentado por el equipo blanco bajo la dirección de Pablo Lasso, afirma: "Nosotros nos medimos al mejor Barça de los últimos años. En basket ocurrió lo mismo que en fútbol. El crecimiento de los dos Madrid se ha correspondido con un bajón de los dos Barcelona. La vida son ciclos. Navarro está algo peor físicamente. Mickeal está algo más mayor. Es normal. Yo tuve dos años, con errores y cosas buenas. Al final, el Madrid consiguió el mejor resultado europeo de los últimos 15 años. Y este mismo grupo de jugadores, con Jaycee Carroll, que ayuda mucho, con Mirotic más veterano, está dando un gran resultado con Laso. Quizá si yo me hubiera quedado aquí un año más... nunca se sabe".

Messina también analiza su difícil relación con la prensa en España. "No fue un problema con la prensa, sino con una parte de ella. Creo que hay algunos periodistas que piensan que sólo creando polémica se consigue atraer la atención de los lectores y, probablemente, vender más periódicos. Nosotros atravesamos un periodo parecido en Italia, en basket y en fútbol. Si Brera escribía bien de ti, otro periodista te machacaba. Si Enrico Campana, jefe del baloncesto en la Gazzetta dello Sport, escribía bien de ti, Claudio Pea y Oscar Eleni te hundían porque se odiaban. Aquí también se personaliza demasiado en la relación. No hay capacidad de ser asépticos: se juzga por ser amigos o no serlo. No me espero ventajas por ser amigo, pero no me esperaba tampoco desventajas por no serlo. Pero reconozco que yo no supe manejar esa situación como me habría gustado".

El técnico considera que las críticas de la prensa al entrenador tienen una gran incidencia sobre el equipo: "Tienen una influencia enorme. Ponte en la cabeza de un jugador. Tu entrenador es criticado en uno de los altavoces más importantes, haga lo que haga. Pierdes valor como entrenador a ojos del resto. Y la actitud de la prensa hace daño a algunos jugadores, como al Chacho Rodríguez, que ahora por cierto está jugando de maravilla. Se ha creado una especie de guerra ideológica en España en torno a él y su estilo. Sergio se dedica a jugar, no tiene culpa de nada, pero está en el centro de un debate donde unos lo machacan por ser Sergio, aunque lo haga bien, y otros lo alaban, aunque lo haga mal. Eso no tiene sentido, lo único que consiguen es que le cueste más sacar su gran baloncesto".

Por último, Messina aborda la cuestión de la corrupción en el fútbol italiano. "Una pregunta clave", a juicio del técnico. "No creo que los únicos malos de la historia sean los italianos. No me lo creo. Me disgusta muchísimo todo lo que está surgiendo en el calcio. A mí lo que más me impacta es pensar en todos los que compran, con mucho sufrimiento, una entrada y van a ver algo que, sin que lo sepan, ya ha sido decidido. Te estás riendo de aquéllos por los que tú existes. Pura crueldad. Por estos motivos me gusta cada vez menos el fútbol".