Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Liga Endesa | Real Madrid 85 - Barça Regal 59

El Madrid le da al Barça una paliza de otra época

Después de un primer cuarto espectacular, de que el Barça Regal aguantara los empellones de Carroll (12 puntos en menos de cinco minutos) y empatara a 25, el Madrid soltó un derechazo, un parcial de 16-0, que tumbó al rival. Grande Reyes, y grande Sergio.

El Madrid le da al Barça una paliza de otra época Ampliar
PIÑA MADRIDISTA. Felipe Reyes arenga a sus compañeros. A los blancos les queda un último esfuerzo para levantar la Liga Endesa, pero no será fácil.

Hace justo doce años, en medio de gritos de "humillación, en el Pabellón", el genial Djordjevic se dirigía a una grada enloquecida haciendo el gesto de uno más con sus dedos, sólo uno. Como ahora, al Madrid le quedaba un cuarto partido en casa y apenas un triunfo para rematar el título. Tan cerca y, a la vez, tan lejos. Y, como ahora, había machacado al Barça­ por 87-61. Ayer, los de Laso calcaron esos 26 puntos y casi el marcador: 85-59.

¿Qué pasó luego? ¿Qué pasará mañana? En aquel junio de 2000 el Barça­ se rehízo y forzó el quinto en el Palau y... la Liga fue blanca, de Angulo, de un Herreros lesionado y, claro, de Djordjevic­ y sus brazos en alto. La historia siempre da lecciones: el Barça está roto, sin confianza, sin relevos, incluso apunta a fractura interna, y, aunque le quedan los coletazos de Navarro y Lorbek, parece poco; pero la final no muere hasta el KO. Y al Madrid, como señalaba aquel Sasha exultante, le queda otro empujón. Una victoria para el doblete (Liga y Copa), para celebrar 19 años después, y tras alguna generación perdida, un título en casa, con Florentino en el palco y el Palacio rompiendo a llorar de pura alegría. Aquí no hay Cibeles donde trepar y el Madrid precisa de una fiesta como esa, el impulso para el despegue definitivo de un equipo joven, con mayoría de jugadores de aquí, que puede abrir un ciclo ganador y recuperar la esencia de siempre.

Ante todo, este Real es un equipo coral, en el que cualquiera te encabeza un titular. Hoy pondríamos a Carroll y a un colosal Reyes, que firmaron 23 de los 41 primeros tantos para romper al rival (del 25 iguales a un parcial de 16-0: 41-25). Herida que se desgajó sin opción de sutura en la reanudación: 62-36, con el Barça fallándolo todo, con 13 puntos en 17 minutos. Ni siquiera una tangana, con Mickeal -que debió ser descalificado- agrediendo a Velickovic, cambió la inercia. 25 rebotes y 13 asistencias (9 de Sergio) más, 97 a 43 en valoración... Esto huele a cambio de ciclo, aunque a veces el olfato juega malas pasadas.