Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Baloncesto | Euroliga | Olimpia-Real Madrid

El flamante Stozice Arena recibe a un Madrid líder

En una jornada marcada por las palizas del Barça al CSKA (60-81) y del Cantú al Fenerbahçe (82-58), el Madrid será líder en solitario si gana en el Stozice Arena, sede del Eurobasket. Le espera el Olimpia de Baynes, que promedia 18,3 puntos y 10 rebotes.

El flamante Stozice Arena recibe a un Madrid líder Ampliar
VANGUARDISTA. El Stozice Arena, en el norte de Liubliana, se levantó en 14 meses junto a un estadio. España lo inauguró en agosto de 2010 y será sede del próximo Eurobasket.

El Madrid voló ayer en chárter a Liubliana, donde cierra hoy (20:30, RM TV) la primera vuelta de esta fase de la Euroliga. Líder frente a colista sería la lectura más simple. Pero el Olimpia ya ganó en Cantú y apretó al Fenerbahçe en el Stozice Arena, un magnífico escenario y sede de la fase final del Eurobasket 2013. Un pabellón para 12.500 espectadores -España lo inauguró en agosto de 2010- que se construyó en 14 meses en un complejo deportivo en el que se alza también un estadio. Fútbol, balonmano, voleibol y... baloncesto, que en Eslovenia es el deporte de equipo más notorio.

El país, independiente de Yugoslavia desde 1991, tiene una población de apenas dos millones de habitantes, menos de la tercera parte de la Comunidad de Madrid. Pero le basta para haber puesto ya a ocho jugadores en la NBA (Brezec, Dragic, Milic, Nachbar, Nesterovic, Slokar, Udrih y Vujacic). De cada 250.000 eslovenos uno acaba jugando en la NBA.

El Olimpia es una de las grandes cantera de Europa, de la que salió Lorbek, y por sus filas han pasado jugadores de gran nivel, como el lituano Jasikevicius. Allí se estrenó en la Euroliga el madridista Begic, bosnio pero con pasaporte esloveno. "En verano vivo en Liubliana, mi segunda casa", dice el pívot, claramente al alza: "Me lesioné en un tobillo y perdí la forma, me costó mucho recuperarla. Estoy contento de que el club haya confiado en mí". Hoy lidiará­ con el australiano Aron Baynes, una de las sensaciones en este inicio. Un pívot grande y duro (2,08 y 120 kilos), que se aprovecha de los espacios, de la movilidad, de que el Olimpia actúa con cuatro jugadores abiertos. Un equipo joven, pero con talento, repleto de promesas como Blazic, Prepelic y el finlandés Salin. Será divertido.