Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Liga Endesa | UNICAJA 74 - ESTUDIANTES 85

El Estudiantes obtiene "botín" en su cancha talismán, Málaga

El Estudiantes sorpendió a Unicaja y logró un importante triunfo que corta la racha de dos derrotas seguidas, y vuelve a vencer en su cancha "talismán", como en los últimos dos años.

El Asefa Estudiantes sorprendió hoy a Unicaja y logró un importante triunfo (74-85) que corta la racha de dos derrotas consecutivas, y vuelve a vencer en su pabellón "talismán", el José María Martín Carpena, de Málaga, como ocurrió las dos pasadas temporadas.

Al conjunto local se le notó falto de frescura y con un juego poco coordinado. Quizás el cansancio acumulado por el viaje a Tel Aviv le pasara factura en los dos primeros cuartos, ante un Asefa Estudiantes con buenos jugadores, y que el retorno del pívot Germán Gabriel, con doce puntos en veinte minutos, se lo puso complicado.

Gabriel fue un martillo ante el aro del Unicaja. Tres triples, buena defensa y excelentes rotaciones, donde todos los jugadores rendían a un gran nivel dejaron el marcador en el minuto diez en 18-28.

El equipo malagueño tenía problemas en ambas zonas y su sistema defensivo sufría para frenar a Gabriel y a los aleros altos como Daniel Clark y Tariq Kirksay.

Un minuto duró la máxima ventaja visitante 20-30, en el minuto 11, porque a partir de ese momento el Unicaja imprimió más velocidad, estuvo más preciso en los pases y seleccionó el tiro: 38-42, minuto 20. Una diferencia que invitaba a soñar a los andaluces para una segunda parte eléctrica y vibrante.

Otra vez tuvo que ser el base estadounidense Marcus Williams, el que desatascara a Unicaja. Dos triples consecutivos y un parcial de 6-0 desencadenaron una reducida ventaja para los locales: 57-55, minuto 27.

El Asefa Estudiantes, siempre por encima en el marcador, no se esperaba la irrupción del base en el juego y había dejado escapar una diferencia clara para afrontar el último y definitivo periodo, 62-60, minuto 30.

Pero el conjunto estudiantil, más entero físicamente y con más recursos, se impuso en el cuarto periodo a Unicaja al que dejó anotar tan sólo doce puntos por veinticinco, lo que demuestra la endeblez defensiva cajista y el "atasco" en ataque por una defensa zonal impuesta por el técnico Txus Vidorreta.