Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Baloncesto | NCAA

Supera el récord de anotación de la NCAA con 138 puntos

Jack Taylor, de la universidad de Grinnell, de la División III de la NCAA anotó 138 puntos, 80 en la segunda mitad. El escolta metió 52 de 108 en tiros de campo, con 27 de 71 en triples.

Javier Lujambio

La pasada noche del martes, todo el deporte estadounidense se removió con una hazaña de otro tiempo. El escolta Jack Taylor, de la Grinnell College, del estado de Iowa, batió el récord de anotación de toda la historia de la NCAA de baloncesto. Y lo hizo por una diferencia abismal, de 25 puntos, al conseguir un total de 138.

La estratosférica marca la logró en la victoria de su equipo por 179 a 104 frente a la Faith Baptist Bible, de la liga regular de la 'Division III' de la competición universitaria estadounidense.

El jugador superaba así la anterior cifra, que databa de 1954, cuando Clarence 'Bevo' Francis logró anotar 113 puntos para la universidad de 'Rio Grande', de 'Division II', en un encuentro ante Hillsdale. Precisamente, el propio Francis había anotado un año antes 116 frente a la Ashland Junior College, pero ese récord nunca fue validado.

Para realizar la gran marca actual, Taylor, acertó en 52 de los 108 lanzamientos que hizo a canasta, con 27 de 71 en triples. Y 7 de 10 en tiros libres.

De hecho, estos datos también son récords absolutos en la NCAA, tanto en tiros (108) como en triples (71) lanzados, y convertidos (52 y 27). Además, también superó la marca de puntos consecutivos de un jugador en un equipo, con 28, incluidos 8 triples, siete de ellos seguidos.

El récord es una gran sorpresa. Taylor había promediado 23.5 puntos en los dos encuentros disputados hasta la fecha de esta temporada, con un pobre 6 de 34 en triples.

Pero en el encuentro de este martes, el jugador de los Pioneers ya llevaba 58 puntos al descanso, dejando el grueso para una segunda parte de escándalo, con 80, a cuatro por minuto.

En declaraciones a la ESPN, el jugador declaró que ya al descanso "mis compañeros estaban emocionados y en la segunda parte me buscaron todavía más". Algo que queda claro al ver que el segundo jugador de su equipo que más veces lanzó a canasta lo hizo en seis ocasiones, 102 menos que Taylor.