Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Euroliga | ZALGIRIS 82 - CAJA LABORAL 45

El Caja Laboral fuera del Top 16 tras una derrota contundente

Las remotas posibilidades de acceder al Top 16 de la Euroliga quedaron sepultadas después de unos nefastos 40 minutos en los que el equipo baskonista naufragó con estrépito.

El Caja Laboral, en el que debutó como técnico Zan Tabak, se ha despedido de entrar en el "Top 16" de Euroliga de baloncesto tras perder por un contundente 82-45 en la pista del Zalgiris Kaunas lituano, que dirige Joan Plaza, del que el nuevo técnico del Baskonia fue ayudante.

Las remotas posibilidades de acceder a la segunda fase del torneo quedaron sepultadas después de unos nefastos 40 minutos en los que el equipo baskonista naufragó con estrépito.

Los 37 puntos de diferencia final y los 45 puntos anotados constituyen el guarismo más bajo de anotación y una de las derrotas más amplias en la historia europea del club de Vitoria.

El empate a cero inicial fue lo más cerca que estuvo el desorientado grupo de jugadores del equipo vasco de un rival como el Zalgiris, que demostró ser un verdadero equipo bien trabajado y con las ideas claras.

El remedio de cambio de entrenador se presume como una cirugía insuficiente vistas las prestaciones ofrecidas por los jugadores. Zan Tabak tiene ante sí un trabajo de proporciones descomunales para intentar armar un equipo fiable y disimular las evidentes lagunas en todas las posiciones.

En su primer quinteto como técnico de Caja Laboral Zan Tabak no introdujo variaciones y el juego del equipo continuó desde el inicio en la línea decadente.

Debilidad bajo los aros y abuso del lanzamiento exterior rehuyendo el contacto en la zona permitieron a Zalgiris llegar a la decena de puntos de ventaja, 22-12, que Causeur parcheó con un triple al cerrar el primer cuarto.

El colectivo visitante deambuló por la cancha y su juego siguió desplomándose en una imparable caída a las catacumbas del baloncesto. La impotencia se apoderó de un equipo que encajó un parcial de 21-9 en los segundos diez minutos y alcanzó el intermedio con un inapelable 43-24.

La segunda parte fue un suplicio para un colectivo hundido sobre la pista, bloqueado, sin recursos e incapaz de poner el mínimo ardor para evitar una paliza que amenazaba con adquirir tintes históricos.

Con un sonrojante y vergonzoso 55-28, en el minuto 26, el técnico de Zalgiris, Joan Plaza, dio por cerrado el partido para repartir minutos poniendo en cancha a sus menos habituales.

Un parcial de 16-9 en el tercer cuarto dejó el marcador 59-33 a falta de los diez minutos de trámite finales en los que solo restó por dilucidar si Zalgiris haría más grande la herida ante un equipo fracasado, hundido y sin capacidad de reacción en la pista y el banquillo.

No les tembló el pulso a los lituanos que disfrutaron con un juguete roto entre las manos llegando a rebasar la treintena de puntos de ventaja y cerrando el marcador final con su máxima renta a favor, 82-45.