Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

PARTIZAN 67 - BARCELONA REGAL 68 | EUROLIGA

El Barça, mejor que el Partizan en el juego de los errores

Gran victoria en Belgrado con una prórroga incluida. Aunque pierda por menos de 21 puntos en el Palau ante el CSKA será primero.

El Barça, mejor que el Partizan en el juego de los errores Ampliar
El Barça, mejor que el Partizan en el juego de los errores

El Barcelona Regal sumó en Belgrado su novena victoria consecutiva en la Euroliga, al derrotar al Partizan en la prórroga (67-68), en un partido horroroso de ambos equipos, que sumaron 44 pérdidas de balón y 26 triples fallados.

El conjunto azulgrana, único equipo invicto en la competición, sobrevivió a un ambiente hostil, un arbitraje casero y la notable ausencia de Lorbek, uno de sus mejores hombres que se quedó en Barcelona por culpa de unas molestias en la rodilla.

Planteó un partido áspero el Partizan, consciente de hoy se jugaba la vida en la competición, pues pelea con el Brose Baskets alemán por el último billete del grupo para el ''Top-16''.

Apoyado por el incansable público del Pionir Arena, y con más intensidad que acierto, el conjunto serbio se fue trabajando el encuentro, paso a paso, hasta llevarlo a su terreno ya en el primer parcial (14-13).

El Barça había aguantado, con oficio, el tipo en este primer asalto. Jawai y Musli libraban una dura batalla en la pintura mientras Navarro se peleaba con la tripleta arbitral, demasiado permisiva con la dureza local, hasta ganarse la primera técnica del partido.

Los de Xavi Pascual no se sentían cómodos en Belgrado. Ni Jasikevicius, ni Huertas ni Sada lograban imprimir al choque el ritmo necesario para desarbolar el Partizan, todo lo contrario que Gordic, quien dirigió el excelente arranque del segundo cuarto de su equipo hasta dispararlo en el electrónico (24-13, min.14).

Ingles anotó la primer canasta visitante en cinco minutos cuando el Barcelona por fin pudo correr un contraataque, pero las pérdidas de balón y una nueva técnica por protestar una personal, esta vez a Wallace, frenó cualquier atisbo de reacción azulgrana.

Sin fluidez en el juego, sin acierto en el tiro exterior (un 0-9 en triples entre los dos equipos en la primera mitad) y con más músculo que talento en el parqué, el partido entró en una fase de tedio insufrible del que se liberó al llegar al descanso con el 30-25 en el marcador.

El espectáculo solo podía ir a mejor tras la reanudación. Y lo hizo, aunque solo un poco, en cuento Navarro irrumpió en el choque con cinco puntos consecutivos, entre ellos, el primer triple del encuentro, para colocar por delante a su equipo (32-33, min.22).

A partir, de ahí, la igualdad fue total y las alternativas constantes en el marcador. Con 58-58, el Barcelona tuvo la última posesión para ganar el partido, pero Mickeal falló el primero tiro y Wallace sufrió una falta sobre la bocina que los árbitros no señalaron y que le hubiera permitido disponer de dos tiros libres.

Los azulgranas se adelantaron en la prórroga. Su margen de cuatro puntos se antojaba suficiente, hasta que apareció Lucic para darle la vuelta al partido desde la línea de 6,75 (67-66).

Dos tiros libres de Huertas volvieron a poner al Barça por delante a falta de quince segundos para el final y un tapón de Jawai abortó la última opción local para llevarse la victoria.