Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

NBA | SIXERS 98 - LA.LAKERS 111

Bryant encabeza el ataque de Los Ángeles Lakers

La inspiración encestadora de Kobe Bryant y el buen trabajo de Metta World Peace fueron las claves que permitieron a los Lakers vencer a domicilio por 111-98 a los Sixers de Filadelfia.

La victoria fue la segunda consecutiva que consiguieron los Lakers (11-14), algo que no habían logrado en cerca de un mes.

Bryant encabezó el ataque de los Lakers al conseguir 34 puntos después de jugar 40 minutos en los que anotó 12 de 21 tiros de campo, incluidos dos triples en seis intentos, y 8 de 9 de triples, repartió seis asistencias y capturó cuatro rebotes, pero volvió a tener cinco pérdidas de balón.

World Peace surgió con su mejor actuación bajo los aros al aportar 19 puntos y 16 rebotes, nueva marca como profesional en esa faceta del juego.

Mientras que el pívot Dwight Howard también logró un doble-doble al aportar 17 puntos y 11 rebotes, que permitieron a los Lakers concluir el partido con 41 balones capturados bajo los aros por 37 de los Sixers.

El reserva Darius Morris y el titular Chris Duhon aportaron 15 y 14 tantos, respectivamente, mientras que el exjugador de los Sixers, el escolta Jodie Meeks consiguió 12 tantos, recuperó cuatro balones y capturó dos rebotes, que lo dejaron como el sexto jugador de los Lakers que tuvieron números de dos dígitos.

Los Lakers, que ganaron también a domicilio a los Wizards de Washington (102-96), no habían conseguido victorias seguidas desde que tuvieron tres seguidas desde el pasado 16 al 20 de noviembre.

A pesar de las ausencias del ala-pívot español Pau Gasol, que se perdió el octavo partido consecutivo por causa de la tendinitis que sufre en ambas rodillas, y del base canadiense Steve Nash, los Lakers estuvieron siempre en control del marcador y del juego.

Especialmente porque tuvieron un 41 (14-34) de acierto en los triples, incluidos los 4 de 10 que anotó Duhon y World Peace logró 3 de 4 en los tiros de desde fuera del perímetro.

Los Lakers consiguieron 10 de sus 14 triples en la primera mitad que los dejó con la mejor marca permitida por los Sixers en su campo del Wells Fargo Center, que se inauguró en la temporada de 1996.

El escolta Nick Young, que salió de base, destacó en el ataque de los Sixers (12-12) al conseguir 30 puntos, mientras que el pívot reserva Spencer Hawes como reserva fue el sexto hombre del equipo al aportar 16 tantos, los mismos que logró el escolta-alero Evan Turner.

El alero Thaddeus Young anotó 14 tantos, pero tampoco evitaron la tercera derrota consecutiva que sufrieron los Sixers por primera vez en lo que va de temporada.

Los Sixers han tenido el mismo problema de las lesiones que los Lakers, y a la ausencia permanente del pívot Andrew Bynum, el exjugador del equipo angelino, también se unió la del base titular Jrue Holiday, que no se ha podido recuperar del esguince que sufre en el tobillo izquierdo.

Sin Holiday en el equipo, los Sixers no tuvieron la aportación del líder encestador del equipo, que en lo que va de temporada tiene promedio de 18,4 tantos por partido.

Los Lakers llegaron al cuarto periodo con parcial de 73-87, pero los Sixers intentaron la remontada y se pusieron 82-91 a falta de ocho minutos y medio para el final.

La reacción de los Lakers no se hizo esperar y con racha de 9-3 consiguieron de nuevo la ventaja de 15 tantos (100-85) a falta de 5:15 y fue ya la decisiva.