Liga Endesa

liga endesa

campo basket
jugadores KIA

Liga Endesa | MADRID-VALENCIA

El mejor duelo de la Liga

Los dos mejores equipos del momento se miden en el Palacio (20:45, Teledeporte). Los de Perasovic llegan de meter 107 puntos y Gelabale podría debutar ante su exequipo.

Ricardo González

Quien se anime a acudir al Palacio o ponga Teledeporte a las 20:45 no verá un duelo más, sino el mejor posible -juegue o no Rudy, con una contusión lumbar-. Primero contra segundo, los dos equipos más en forma. También dos de los seis que han alcanzado ya alguna vez los 100 puntos. El Valencia, sin ir más lejos, llega a Madrid tras meterle 107 al Joventut, aunque el sello de Perasovic se nota en defensa (nadie recupera más balones: 9,8) con un trabajo diario obsesivo­. Y para presionar más al líder se presenta con fichaje, el de un ex de la Casa Blanca: Mickael Gelabale (2,01 y 29 años).

Rey del mate en 2004 y 2005 y pieza clave en el minuto final de la Liga de Herreros. Un alero alto con buen tiro, que rebotea y realiza un gran trabajo, pero al que el sueño NBA le cegó durante su última campaña en Madrid. El salto a EE UU y una rotura de ligamentos en una rodilla ralentizó su carrera­. Ahora, más maduro, el francés puede ser pieza clave del Valencia.

Pero más que Gelabale, a Laso le preocupa la posible ausencia de Rudy Fernández, de nuevo con dolor en la zona lumbar tras recibir un golpe en un entrenamiento. Nada que ver con la operación de principios de año, dicen en el club, pero sus continuas molestias están ahí. A cambio, el técnico blanco recupera a Pocius (fascitis). En el Valencia, Ribas es duda y Lishchuk­ y Faverani, bajas.

A por los 15 triunfos de 1988

En las últimas campañas­ otros dos clubes (Caja Laboral en la 2003-04 y, precisamente, Valencia en la 99-00) también arrancaron la ACB como el actual Madrid, con doce victorias seguidas. Pero la racha blanca sigue abierta y los de Laso aspiran a alcanzar los quince triunfos que firmaron Corbalán, Martín y compañía en la 87-88, la mejor marca liguera desde que hay playoffs. El Valencia es una gran prueba para este Madrid, que cargará el rebote ofensivo, punto débil visitante.