Actualizado

Actualizado a las

Liga Endesa

liga endesa

campo basket
jugadores KIA

Liga Endesa | REAL MADRID

Sergio Llull "Si el Barça no va a la Copa, mejor; pero irá"

El base de Mahón atraviesa un momento magnífico en su carrera. Pieza clave de un Madrid que puede igualar mañana en el Palau el mejor arranque liguero en 30 años.

Ricardo González

Despedimos 2012, ¿el mejor­ año de su carrera?

Probablemente, sí. Creo que ando en un gran momento, con confianza. He progresado año a año, aún soy muy joven y debo crecer, pero he adquirido un punto de madurez muy bueno.

¿Se ve a medio plazo como un icono del madridismo?

Ojalá que sí, pero lo tendrá que decidir la afición. Intentaré seguir como hasta ahora, dejándome la piel para lograr títulos y alegrar al madridismo. La gente se identifica con jugadores de garra y con corazón.

Lo pregunto porque acaba de renovar hasta 2018 con una cláusula de salida a la NBA de seis millones de euros. ¿Queda ligado de por vida al Madrid?

Es lo que quería desde que llegué al club (en 2007), quedarme muchos años e ir logrando títulos, y poco a poco lo voy consiguiendo. Nunca hay que cerrarse puertas, pero mi mente está en el Madrid.

Podía haber firmado una cláusula menos elevada.

La decisión fue fácil, aunque tengas el runrún de la NBA, que ha quedado aparcada. En el Madrid­ cuento con el apoyo constante de aficionados, directivos, técnicos, compañeros... Estoy en el lugar perfecto.

¿Le pidió consejo a Sergio Rodríguez y a Rudy?

En una decisión así, mi entorno es fundamental, pero sí, también lo comenté con ellos, y con Marc Gasol y con Ricky Rubio en la Selección. Hablamos, pero creo que he tomado la decisión acertada. Lo que quiero es pelear por títulos y en la NBA sería complicado. Estoy donde quería, en el sitio perfecto.

Aparece en la foto de Navidad del club con Sergio Ramos. ¿Cree que existe un cierto paralelismo entre la carrera de ambos, con debate incluido sobre la posición a ocupar?

Puede haberlo, sí. Los dos llegamos de fuera, pero siendo todavía muy jóvenes y necesitamos un proceso de adaptación, pero con los años hemos madurado, nos hemos asentado y somos jugadores importantes.

¿Se siente ahora más cómodo en pista, con más ascendencia sobre sus compañeros?

Como otros años. Siempre intento ayudar. Puedo dar un consejo o echar una bronca, quiero ser un poco el líder, intentar que todos vayamos a una.

¿Hasta dónde llegará el Madrid esta temporada?

Creo que muy lejos, aunque aún no hemos hecho nada y siempre se necesita un pelín de suerte. Nuestro juego es divertido y eficaz a la vez.

A eso iba: en un cruce de Euroliga, de esos trabados, ante el CSKA, por ejemplo, ¿se puede ganar con ese estilo?

Creo que sí. Cuando las cosas van fluidas todo es fácil, pero hemos demostrado que también podemos ganar duelos broncos, anotando 75 puntos y dejando al rival en menos.

¿Hay descompensación entre el juego interior y exterior?

Con un ritmo tan alto los exteriores salimos beneficiados, pero los pívots son muy importantes y lo serán más. Sin su defensa, intimidación y rebote, no jugaríamos a lo mismo.

Mañana visitan al Barça, que se puede quedar sin Copa, y si vencen, igualarán el mejor arranque en 30 años (15-0). No me diga que es un duelo más.

Un derbi nunca es un partido más, pero si se quedan sin Copa no será por nosotros, porque aún restarán dos jornadas. Vamos al Palau a ganar sin pensar en rachas ni en récords.

Si echan una manita para que el Barça no vaya a Vitoria, evitarían un posible cruce en los cuartos de la Copa.

Sí, porque a un partido puede ocurrir de todo y, si no están en la Copa, mejor, no voy a mentir; pero pase lo que pase mañana creo que el Barcelona se clasificará. Irá para arriba y estaremos­ preparados.