Actualizado

Actualizado a las

Liga Endesa

liga endesa

campo basket
jugadores KIA

Liga Endesa | Barcelona - Real Madrid

El Clásico del morbo

Desde que la Liga se juega con este formato, nunca se vio un Clásico en el que un equipo le sacara siete victorias al otro, como ahora el Madrid al Barcelona.

Ricardo González
El Clásico del morbo Ampliar
Sergio Llull, Nikola Mirotic y Rudy Fernández, piezas claves de un Madrid invicto. | Dani Sánchez

No hay título en juego, ni siquiera se trata de una eliminatoria, tampoco pelean por el liderato; pero el de hoy en el Palau (19:00, La1 y TV3), sin otro acontecimiento deportivo que le haga competencia, es el Clásico del morbo. Un triunfo del Madrid complicaría la clasificación del Barça­ Regal para la Copa a falta de dos jornadas, cita a la que nunca ha faltado desde 1965.

El Barça anda tocado (siete triunfos y ¡siete derrotas!) y los de Laso llegan de visita: no como samaritanos, sino para empujarle al abismo. Y de paso para estirar su racha hasta las 15 victorias, con lo que igualaría el arranque liguero de los Corbalán­, Martín y compa­ñía en la campaña 87-88­. Cortar esa marcha triunfal supondría otra muesca en el revólver azulgrana. Como la de hace seis meses, cuando hizo un papelón en Este muerto está muy vivo y se llevó la Liga tras rozar el KO.

El equipo de Xavi Pascual ha perdido intimidación sin Ndong ni Vázquez y necesita un tirador. A los jóvenes Abrines y Todorovic­ les costará entrar en dinámica, como al big man Jawai (más de 130 kilos). Hay carencias, sí; se rastrea el mercado, también, y no hay temporada de transición que valga; pero su cinco inicial es fabuloso: Huertas, Navarro, Mickeal, Lorbek y Tomic. Clase exquisita. Y no es igual sumar despistes aquí y allá que encarar un Clásico con fecha y hora marcada desde hace meses. Con la soga al cuello y los focos alumbrando. En días así nadie se descentra, no hay achaques, no hay dolor. Hay carácter.

En medio del tinglado, más morbo: Ante Tomic­. Un ex del Real que ni quiso renovar ni pretendieron que siguiera. Sin el croata, el Madrid ha ido a más; pero también él sin el Madrid. A mucho más. Una ruptura de conveniencia, aunque la motivación hoy no hay quien se la quite. "Tiene mucho talento y un gran margen de mejora -afirma Llull-, pero obviamente me quedaría con el juego interior de mi equipo. Con mis compañeros voy a muerte, siempre los defenderé. El club decidió prescindir de Tomic y no hay que darle más vueltas. Luego firmó con el eterno rival, pero eso no se puede controlar".

No falta un ingrediente, el plato perfecto. Aunque Ingles (baja para que entre Jawai) y Pocius (fascitis) se lo perderán.

Primer duelo Navarro-Rudy desde abril de 2007

El de esta tarde será el Clásico 169 de Liga. El primero se disputó en 1957. El Madrid ha ganado 90 veces por 77 el Barça y un empate. El partido de hoy quizá se recuerde, entre otras cosas, por ser el primer duelo entre Navarro y Rudy en un Clásico­. La campaña pasada Rudy se fue a la NBA tras el lockout y no disputó ni los siete duelos de Liga ni la Copa y se perdió por lesión la Supercopa, torneo en el que se ha desquitado este año con 22 puntos en la final ante el Barça. En aquel encuentro, en septiembre, el que faltó por problemas físicos fue Navarro. Hoy, si no hay contratiempos, habrá choque entre ambos, el primero desde abril de 2007. Ganó el Barça al Joventut (85-80) y Rudy, de verdinegro, anotó 20 puntos por 15 de Navarro. Aunque quizá sea el Clásico de un Llull pletórico­, de Mirotic, de Carroll, de Lorbek­ o de Mickeal... A ver.