Liga Endesa

liga endesa

campo basket
jugadores KIA

Liga Endesa | Real Madrid 88 - FIATC Joventut 77

El Real Madrid regala una exhibición en el Día de Reyes

El conjunto de Pablo Laso entró frío en el partido, pero despertó de la mano de Rudy Fernández, máximo anotador del equipo con 15 puntos y 17 de valoración.

EP

El Real Madrid regala una exhibición en el Día de Reyes Ampliar
Marcus Slaughter, del Real Madrid, y Tony Gaffney, del Fiatc Joventut, durante el partido. | EFE/Sergio Barrenechea

El Real Madrid ha dado su regalo de Reyes a sus seguidores y se ha impuesto al FIATC Joventut (88-77) en el partido correspondiente a la decimosexta jornada de la Liga Endesa, disputado este domingo en el Palacio de Deportes, en un partido en el que a los blancos les costó entrar pero que consiguieron sacar adelante para olvidar el tropiezo de la pasada jornada ante el FC Barcelona Regal y para proclamarse campeón de invierno.

El conjunto de Pablo Laso entró frío en el partido, pero gracias a un gran partido de Rudy Fernández, máximo anotador del equipo con 15 puntos y 17 de valoración, que se enfrentaba por primera vez al Joventut desde que salió de Badalona con destino a la NBA, se pudo sacar el encuentro adelante. Además, el mallorquín formó una buena pareja con Sergio Rodríguez, que cubrió la ''baja'' de un desaparecido Llull.

Los dos equipos empezaron fallando en ataque, aunque los blancos tomaron ventaja con un triple de Drapper. Los madrileños pronto cogieron el mando del partido, gracias a una buena defensa, aunque los continuos fallos en ataque hizo que la ''Penya'' se fuera aproximando para acabar el primer cuarto sólo un punto por debajo (16-15).

El segundo parcial siguió la tónica del primero. Los de Laso siguieron apretando y, con una canasta de Carroll y un triple de Rudy, aumentaban la diferencia a cinco puntos. Sin embargo, los catalanes no dejaron que los blancos se marcharan y siguieron peleando con un gran juego en ataque.

El Real Madrid no estaba muy acertado de cara a canasta, pero los triples de Sergio Rodríguez y la aportación de Slaugther bajo los aros permitió que los blancos consiguieran la máxima diferencia antes del descanso (43-31). El conjunto catalán no estuvo fino desde la línea de tiro libre, fallando la mitad de ellos, y lo aprovecharon los de Laso para coger distancia.

Tras la reanudación, los blancos salieron confiados, amparados por la pequeña renta conseguida, y el conjunto verdinegro recortó la diferencia con un gran Fisher y Ehambe. Un parcial de 8-0 para los catalanes ajustaba el marcador y hacía que Laso tuviera que solicitar un tiempo muerto.

El receso tuvo su efecto y el Real Madrid anotó cinco puntos consecutivos por medio de la mano de Drapper. La afición se encendió tras una falta pitada a Rudy, lo que provocó que el Palacio se convirtiera en un hervidero. En el parqué, los de Salva Maldonado recortaban distancias en el tercer cuarto para quedarse siete por abajo (63-56).

Rudy, decisivo al final

La 'Penya' intentaba seguir recortando en los últimos diez minutos, mientras que los blancos querían cerrar el partido cuanto antes. Dos faltas consecutivas pitadas en ataque a los blancos, hacían que sacaran la garra que los caracteriza para aumentar la distancia a nueve puntos respecto a los de Badalona, a falta de cinco minutos para el final.

Los dos equipos al final del partido demostraron que querían llevarse el partido. El Joventut quería conseguir una plaza en la Copa y el Real Madrid buscaba proclamarse campeón de invierno, así que los dos conjuntos afinaron la puntería de cara al aro.

El Real Madrid se hacía con el triunfo gracias a la última canasta que lograba Rudy Fernández, que le hacía ser el máximo anotador del encuentro, y que hacía que su equipo acabara el partido con una renta de once puntos (88-77), para firmar un balance de 15-1 en lo que va de temporada.