Actualizado

Actualizado a las

Euroliga

euroliga

campo basket
jugadores

Euroliga | CAJA LABORAL 77 -BESIKTAS 51

Triunfo fácil del Caja Laboral ante un Besiktas inofensivo

Los de Zan Tabak se encaraman en el liderato de su grupo después de tres triunfos en otras tantas jornadas y alargan la racha victoriosa del último mes y medio.

Triunfo fácil del Caja Laboral ante un Besiktas inofensivo Ampliar
El pívot montenegrino del Caja Laboral Baskonia de Vitoria Milko Bjelica, trata de capturar un rebote, seguido por el alero estadounidense del Besiktas JK Istanbul, de Estambul (Turquía) Randal Falker, en una jugada del partido correspondiente a la tercera jornada del Top 16 de la Euroliga de baloncesto, disputado hoy en el pabellón Fernando Buesa de la capital vasca. | David Aguilar

Caja Laboral ha pasado por encima del Besiktas, 77-51, para lograr la tercera victoria en el Top 16 de la Euroliga en un duelo donde los vitorianos no han tenido oposición.

Los de Zan Tabak se encaraman en el liderato de su grupo después de tres triunfos en otras tantas jornadas y alargan la racha victoriosa del último mes y medio sin perder un partido hasta los catorce triunfos desde que el croata llegó al banquillo.

El partido solo estuvo igualado en el salto inicial porque desde ese instante Caja Laboral arrolló y desarboló a un Besiktas que corroboró su condición de cenicienta del Top 16 y actuó aún más mermado con la baja del pívot Vidmar.

Los de Tabak encadenaron un 21-0 que llevó el marcador a un escandaloso 25-2 en el minuto nueve, con canastas de todos los estilos mientras Markota fue el único visitante capaz de anotar. El 27-7 del minuto diez impidió ya jugar un partido normal y solo una desconexión monumental del Baskonia le podía comprometer el triunfo.

La valoración de los locales, 46, y la de los turcos, -3, dejó patente la sideral diferencia. El entrenador baskonista supo mover el banquillo para rotar a sus hombres y mantener la intensidad y diferencia al descanso, 45-24, ante un Besiktas con Jerrells y Ewing como únicos argumentos.

La reanudación trajo un tercer cuarto de intercambio de canastas de un Caja Laboral con lagunas de concentración ante un rival endeble, inconsistente e impropio de un Top 16 de Euroliga que no encontró la manera de frenar la sangría, 63-35 minuto 30.

El periodo final fue un tedioso epílogo para saber cómo redondeaba la paliza el Baskonia ante un Besiktas que justificó con su juego las papeletas para ocupar el último puesto del grupo. Tabak incluso concedió el premio a Carlos Cabezas de dirigir al equipo en el último cuarto y tres minutos finales a Unai Calbarro.