Euroliga

euroliga

campo basket
jugadores

Euroliga | CSKA-UNICAJA

Unicaja enmudece Moscú con un Marcus Williams de NBA

Unicaja emocionó a España con una maravillosa victoria en la casa del CSKA. Marcus Williams, 28 puntos, estuvo espectacular.

Carlos Cariño
Unicaja enmudece Moscú con un Marcus Williams de NBA Ampliar
Marcus Williams, héroe del partido, ante Khryapa. | NATALIA KOLESNIKOVA

Unicaja emocionó a España con una maravillosa victoria en la casa del CSKA, uno de los equipos más grandes del mundo en un partido memorable de los malagueños, que venían con el lastre de siete derrotas consecutivas y con el entrenador cuestionado. Pero los de Repesa tuvieron fe y casta, bordaron el baloncesto y dejaron las credenciales de un colectivo digno y orgulloso.

Unicaja salió muy concentrado e intenso ante su poderoso anfitrión. Sin Calloway ni Urtasun de salida, el equipo de Repesa encomendó su supervivencia al descomunal acierto de Simon y el genial e intermitente Williams. De manera asombrosa, el marcador electrónico registraba un increíble 28-45. ¡Unicaja ganaba por 17 puntos de diferencia en la casa de uno de los escuadrones más poderosos de Europa! Ettore Messina pidió concentración. El CSKA se pensaba que los malagueños serían un caramelo y se durmieron. De manera que Teodosic se puso serio. Los rusos hicieron un parcial de 15-2 que apretaron el marcador hasta el 43-47 con el que se llegó al descanso.

CSKA se puso las pilas y apretó al estilo Messina. Unicaja se fajaba, Krstic bajo aros puso el 47-49 en el minuto 23 y Lima perdía el balón. La jugada siguiente era un triple de Micov (50-49). Y encima Williams fallaba uno de sus dos tiros libres. Pero Williams no levantaba el pie del acelerador (52-53, minuto 25). Llegaba un problema: la tercera personal del coloso Luca Zoric que no se arrugó y regaló un mate genial (54-55).

La garra de Zoric y el genio de Williams mantenían con vida a un Unicaja peleón y valeroso. Triple de Vidal (56-60, minuto 27), A cambio, quinta personal de Fran Vázquez, que estaba haciendo un partido descomunal. Rigurosa. Una pena.

El partido llegaba a una fase donde no cabían los errores. Williams se agigantaba (61-70, minuto 30) y mantenía a flote a su colectivo. Era tremendo. Imparable. Faltaban diez minutos y el milagro era posible.

Y Lima se soltaba el pelo. (61-72). El CSKA no se lo creía. Unicaja encaraba el milagro de ganar donde nadie lo consigue. Faltaban ocho minutos. ¡Malditos pasos de Sergi Vidal, ese gran defensor! 62-74 y balón para Unicaja. Y sólo faltaban siete minutos para el milagro. Otro tiempo muerto de Messina. Respuesta, triplazo de Calloway 62-77 . ¡¡¡Sííííí!!

Chapa de Zoric. ¡Coloso! Triple de Dragic (62-80). Teodosic falla un triple… faltaban sólo cuatro minutos. ¡Maravillosa locura!

Unicaja se sentía ganador. CSKA se resistía a morir. Así son los grandes. Unicaja debía administrar su renta.

¡Qué triple de Vidal (69-85) respondido por Khryapa! Otro de Micov y el correcalles metía miedo a los de Repesa. Unicaja no podía perder. 75-91 a falta de 2:44 minutos. Era su día.