NBA

jugadores

NBA | CELTICS 100 - HEAT 98

Los Celtics rompen su mala racha gracias a Garnett y Pierce

Pierce anotó cuando faltaban 31 segundos para que concluyese la segunda prórroga y los Celtics rompieron una racha de seis derrotas consecutivas.

EFE

Los veteranos Kevin Garnett y Paul Pierce anotaron los puntos decisivos que permitieron a los Celtics de Boston ganar por 100-98 a los Heat de Miami, en doble prórroga. Pierce anotó la canasta ganadora cuando faltaban 31 segundos para que concluyese la segunda prórroga y los Celtics (21-23) rompieron una racha de seis derrotas consecutivas, la peor en lo que va de liga y en la seis últimas temporadas.

El triunfo ante los actuales campeones de la NBA compensó algo la frustración de la lesión del base estrella Rajon Rondo al que los doctores le descubrieron hoy que tiene rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y no jugará más el resto de liga. Rondo, que el pasado viernes se lesionó ante los Hawks de Atlanta, en un partido que los Celtics perdieron (123-112) en una doble prórroga, tendrá que ser operado, pero aún no hay fecha establecida.

En el campo del TD Garden, los Celtics y los Heat protagonizaron un partido pleno de ambiente propio de la fase final, que llegó al tiempo reglamentario con empate a 87 después de un triple conseguido por el alero estrella de los campeones de liga, LeBron James.

Los Heat comenzaron dominando la primera prórroga, pero Garnett mantuvo a los Celtics en el partido al anotar dos canastas seguidas que igualaron a 93-93 y permitió que Pierce consiguiese los dos puntos decisivos en la segunda. Garnett concluyó el partido como el líder encestador de los Celtics al aportar un doble-doble de 24 puntos, 11 rebotes, tres tapones, cuatro asistencias y recuperó dos balones en los 45 minutos que jugó.

Mientras que Pierce, que disputó 49 minutos, consiguió un triple doble de 17 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias que lo dejaron como el jugador más completo del partido. El escolta Jason Terry y el ala-pívot Jeff Green como reservas aportaron 13 y 11 puntos, respectivamente, y completaron la lista de cuatro jugadores de los Celtics que tuvieron números de dos dígitos.

El brasileño Leandro Barbosa también hizo una buena labor como reserva al disputar 30 minutos en los que aportó nueve puntos después de anotar 4 de 8 tiros de campo, incluido un triple, repartió cuatro asistencias, capturó tres rebotes y recuperó un balón. Los Heat, que nunca pudieron superar la buena defensa de los Celtics, recibieron el apoyo de James que consiguió un doble-doble de 34 puntos, 16 rebotes, siete asistencias, recuperó tres balones y puso un tapón.

El veterano escolta Ray Allen, que jugó su primer partido en Boston desde que decidió dejar a los Celtics para fichar como agente libre por los Heat, fue recibido con una gran ovación por los seguidores locales cuando se proyectaron imágenes de su paso por el equipo de Boston. Pero luego una vez ya en el campo fue abucheado, sin que le afectase la reacción de los seguidores de los Celtics. Aportó 21 puntos y cinco rebotes, que lo dejaron como el segundo máximo anotador de los Heat.

El escolta Dwyane Wade sumó 17 puntos, pero no estuvo inspirado en los tiros a canasta al fallar 14 de 20, incluidos los cuatro intentos de triple que tuvo, y perdió seis balones de los 20 que cedió el equipo por 14 de los Celtics. El pívot Chris Bosh junto a James y Allen fue el otro jugador que mantuvo a los Heat en el partido al lograr un doble-doble de 16 puntos y 16 rebotes, aunque también tuvo cinco perdidas de balón.

Los Heat jugaron su primer partido en Boston desde el sexto de las finales de la Conferencia Oeste del año pasado que ganaron los Heat gracias a los 45 puntos de James y forzaron el séptimo y decisivo en Miami.