Euroliga

euroliga

campo basket
jugadores

Euroliga | CAJA LABORAL 71 - KHIMKI 83

El Caja Laboral pierde con el Khimki y se complica la vida

El conjunto vitoriano lleva dos derrotas consecutivas en casa y tiene por delante dos salidas difíciles contra el Montepaschi italiano y el Olympiacos griego.

Yaiza Acosta

El Caja Laboral pierde con el Khimki y se complica la vida Ampliar
El base croata del BC Khimki Zoran Planinic entre a canasta ante el ala pivot serbio del Caja Laboral, Nemanja BjelicA. | ADRIAN RUIZ DE HIERRO

El Caja Laboral quería dejar claro que lo que ocurrió hace una semana frente al Barcelona fue un accidente, que esa derrota no iba a manchar el magnífico historial que atesora el conjunto vitoriano desde que llegó Zan Tabak. Pero el Baskonia volvió a fallar en casa contra el Khimki ruso y se complica la vida. Ahora le esperan dos partidos fuera de casa —contra el Montepaschi y el Olympiacos— decisivos para su futuro en la competición.

Ninguno de los dos conjuntos estuvo fino en el plano ofensivo a partir del segundo tiempo. Atacar parecía sencillo, pero penetrar hasta la pintura era toda una hazaña —hazaña que pocas veces se veía recompensada— y los dos equipos prefirieron jugársela desde el triple. Los locales, si bien superiores en el primer tiempo, en el segundo se desinflaron. Ni bajo el aro ni desde fuera veían canasta. Los porcentajes de tiro y los rebotes, claves, favorecieron a los rusos

Durante los primeros minutos del partido, Planinic y Lampe hicieron del marcador un sube y baja que a cada momento favorecía a un equipo. La ventaja tan pronto era de los vitorianos como de los rusos. A medida que avanzaban los minutos, el Caja Laboral se fue imponiendo. Cada fallo defensivo del Khimki era castigado por los locales. Hasta que, rondando el minuto 7, llegó el bajón. La renta de seis puntos que los de Tabak atesoraban desapareció. Y Koponen puso la guinda con una canasta sobre la bocina que colocaba a los visitantes por delante al término del primer cuarto (18-19).

En el segundo cuarto, la historia se repitió. Los de Tabak empezaron con fuerza, como queriendo resarcirse de sus errores. A golpe de triple (Nocioni, Omar Cook) el Baskonia volvió a ponerse arriba y a sacar ventaja. La máxima la consiguió Causeur al convertir un dos más uno (45-36, min. 19). Con tal renta en el electrónico, el Baskonia se fue del partido. Quedaba un minuto para el descanso, lo suficiente para que, ante un Caja Laboral impotente, Fridzon y Paul Davis pusieran al Khimki a solo dos puntos (45-43).

En la reanudación, al Baskonia le faltó concentración. En los primeros minutos un par de fallos defensivos devolvieron la ventaja al Khimki. A ese cóctel explosivo se sumó que el Caja Laboral tenía muchísimos problemas para anotar en la pintura (su acierto al final del choque fue del 46%). Ninguno de los dos equipos se encontraba cómodo buscando el juego interior y recurrían a los triples. Al Khimki le salían (Fridzen, Kaponen), pero al Caja Laboral no. En el último cuarto sus males se acentuaron, los moscovitas metieron un parcial de 0-8 y su renta superó los 10 puntos. El Caja Laboral no se encontraba ni por dentro ni por fuera. Fue cediendo poco a poco hasta verse desbordado. Paul Davis, con 20 puntos, fue el mejor.

El Khimki iguala al Caja Laboral en la clasificación del grupo F de la Euroliga. Ambos han cosechado cuatro victorias en seis partidos.