Actualizado

Actualizado a las

NBA

jugadores

NBA | TIMBERWOLVES 115 - HORNETS 86

Cunningham encabezó el ataque y Ricky puso la magia

Ricky Rubio fue el que con su estilo de juego agresivo estableció el ritmo del partido y concluyó el encuentro con nueve puntos y siete asistencias después de jugar 23 minutos.

EFE

Cunningham encabezó el ataque y Ricky puso la magia Ampliar
Ricky Rubio puso la magia ante los Hornets. | CRAIG LASSIG

El ala-pívot reserva Dante Cunningham aportó 18 puntos, su mejor marca de la temporada, y lideró el ataque arrollador de los Timberwolves de Minnesota que ganaron por 115-86 a los Hornet de Nueva Orleans.

La victoria, con el margen de puntos más amplio en lo que va de temporada, permitió a los Timberwolves (18-26) romper racha de seis derrotas consecutivas y fue la segunda en los últimos 10 partidos disputados.

Cunningham, que anotó los nueve tiros que hizo a canasta y estableció marca de equipo como el jugador que más tiros consecutivos encestó sin fallos, encabezó una lista de cinco jugadores de los Timberwolves que tuvieron números de dos dígitos.

El pívot montenegrino Nikola Pekovic consiguió 14 puntos y siete rebotes, mientras que los rusos, el alero titular Andrei Kirilenko y el base novato Alexev Shved, que salió de reserva, anotaron 12 tantos cada uno.

Los Timberwolves, uno de los peores equipos de la NBA en los tiros a canasta, surgieron con la mejor inspiración al anotar 45 de 77 en los de campo y consiguieron un 58 por ciento.

El base español Ricky Rubio, que después de la derrota (100-111) sufrida la noche anterior ante Los Ángeles Lakers, admitió que no había jugado con la intensidad necesaria desde el inicio del encuentro, esta vez fue el líder que lanzó a su equipo a un ataque arrollador desde el inicio.

Los Timberwolves anotaron las 15 primeras posesiones que tuvieron en el primer cuarto y lo cerraron con parcial de 33-14 y una ventaja que les permitió llegar hasta el final sin ningún tipo de problemas.

Rubio fue el que con su estilo de juego agresivo estableció el ritmo del partido al hacer penetraciones a canasta o dejando abiertos a sus compañeros para que pudiesen conseguir canastas fáciles.

La jugada más espectacular de la noche también correspondió a Rubio al final del tercer cuarto, cuando el jugador de El Masnou le puso una pelota elevada a Cunningham para que a dos manos hiciese un mate que dio a los Timberwolves el parcial de 74-46 y todo decidido.

Mientras que los seguidores del equipo de Minnesota se pusieron de pie para ovacionar a ambos jugadores.

Rubio concluyó el partido con nueve puntos después de jugar 23 minutos en los que anotó 3 de 5 tiros de campo y 3-4 desde la línea de personal, repartió siete asistencias, capturó tres rebotes y recuperó un balón.

El base puertorriqueño José Juan Barea jugó 24 minutos con los Timberwolves y aportó cinco puntos (2-7, 1-2, 0-0), dio seis asistencias y recuperó cuatro balones.

El ala-pívot novato Anthony Davis anotó 18 puntos y fue el líder de los Hornets (15-33), que jugaron sin su escolta estrella Eric Gordon.

Mientras que el pívot cubano estadounidense Robin López consiguió 16 puntos y fue el segundo jugador de los Hornets que tuvo números de dos dígitos.

El base venezolano Greivis Vásquez no tuvo su mejor inspiración ofensiva al aportar solo siete puntos después de fallar 8 de 11 tiros de campo, incluido un intento de triple, y acertó 1-1 desde la línea de personal, repartió siete asistencias y capturó seis rebotes.

Pero Vásquez perdió cinco balones de los 23 que registró el equipo, una más de las 22 que la noche anterior también tuvieron ante los Nuggets de Denver.

Los Hornets, que se quedaron con un 40 (28-70) por ciento de acierto en los tiros de campo y empataron la anotación más baja en un cuarto de un partido (14) en lo que va de temporada, concluyeron una gira de cinco partidos con marca perdedora de 1-4, incluidas cuatro derrotas consecutivas que han sufrido.