Actualizado

Actualizado a las

Copa del Rey

copa del rey

campo basket
jugadores

Copa del Rey | CAJA LABORAL 88 - CAI ZARAGOZA 64

El Caja Laboral mete la directa tras el descanso y pasa a semis

El anfitrión se metió en las semifinales tras una gran segunda parte. El equipo vitoriano sepultó al CAI con un parcial de 19-2. Heurtel, Nocioni y Causeur, claves.

Raquel González
El Caja Laboral mete la directa tras el descanso y pasa a semis Ampliar
El pívot holandés del CAI Zaragoza, Henk Norel, avanza ante la defensa del alero Fernando San Emeterio y el alero serbio Nemanja Bjelica, del Caja Laboral Baskonia, durante el segundo partido de semifinales de la Copa del Rey de baloncesto que se disputa esta noche en en el pabellón Fernando Buesa, en Vitoria. | David Aguilar

Más de 8.000 aficionados baskonistas tiñeron ayer las gradas del Buesa Arena. Rojo y azul para intentar romper una maldición, aquella que dice que el anfitrión nunca levanta la Copa. El primer obstáculo para conseguirlo era el CAI Zaragoza, un equipo que le tenía cogida la medida a los vitorianos. Y teniendo en cuenta como transcurrieron los primeros veinte minutos, el guión del segundo partido parecía un calco de los enfrentamientos entre baskonistas y maños de esta temporada: partido igualado hasta los últimos minutos.

El equipo zaragozano comenzó enchufado desde la línea de 6,75: 4 de 5, con Pablo Aguilar entonadísimo. El Baskonia sobrevivía a duras penas con la casta de Nocioni y la superioridad de Lampe, que sí hacía aguas en su intento de frenar a Norel. Pero el grifo de los triples se cerró; el CAI falló sus siguientes seis lanzamientos y el Caja Laboral tomó aire… Hasta que volvió a aparecer Aguilar. La historia del ala-pívot granadino con la Copa había sido demasiado efímera. En 2008 llegó a Sevilla como júnior del Madrid donde jugó, un día antes de cumplir 19 años, cuatro minutos frente al Akasvayu. Regalo anticipado. Aunque Aguilar ha tenido que esperar cinco años para tener otra oportunidad, una que no la ha desperdiciado, a pesar de la derrota (23 puntos para 28 de valoración).

Con lo que no contaba Aguilar es que del vestuario saldría un Caja Laboral completamente distinto. Ése que encadena doce triunfos seguidos en la Liga Endesa, que encesta de tres, corre y anota a su antojo. La versión que le había convertido en el segundo gran favorito tras el Madrid para las casas de apuestas en esta Copa. El resultado de ese puntito extra fue un parcial de 19-2, liderado por Heurtel y Nocioni, que sepultó al CAI. La ventaja no hizo más que ampliarse hasta el 88-64 final. El Caja Laboral da un golpe en la mesa y, con el Madrid ya eliminado, se viene arriba. Y más teniendo en cuenta que San Emeterio está recuperado, que Jelinek va sumando a este equipo, que Causeur se reafirma como el tirador que es. Y están Nocioni, Lampe, Heurtel, Bjelica… Un equipazo que quiere su Copa y romper una maldición. Dos por uno.