Copa del Rey

copa del rey

campo basket
jugadores

Copa del Rey | MINICOPA

El Madrid, campeón tras barrer al Barça con Doncic como MVP

Los blancos vencieron holgadamente (47-71) liderados por el escolta esloveno (25 puntos y 33 de valoración). Es la primera Minicopa que gana no gana ni el Barça ni el Joventut.

Ricardo González
El Madrid, campeón tras barrer al Barça con Doncic como MVP Ampliar
Los Infantiles del Real Madrid celebraron su título de la Minicopa 2013 conquistado ante el Barcelona en el BAKH de Vitoria | ACB Photo

El Real Madrid ganó ayer en Vitoria la Minicopa por primera vez en las diez ediciones de historia de la competición. Un torneo para chavales de 13 y 14 años (esta vez, nacidos en 1999) con la participación de los ocho clubes clasificados para la Copa de los mayores. Hasta ahora sólo Barça y Joventut habían logrado el título, pero este año el Madrid presentó un equipo potentísimo, con una gran estrella, el esloveno Luka Doncic (1,87 m y 14 años el próximo día 28), MVP del torneo con 24,5 puntos y 38,5 de valoración media. En la final, ante más de 1.000 espectadores en la nueva ciudad deportiva del Baskonia (BAKH), no tuvo su mejor día y aun así terminó con 25 puntos, 16 rebotes, 5 robos y 33 de valoración para apabullar al Barcelona: 71-47. Los jugadores dirigidos por José Luis Pichel son un bloque mucho más maduro que el azulgrana. “Dominamos bastante bien los principios básicos el juego: pase, tiro y defensa”, explica el técnico blanco.

Luka Doncic llegó al Madrid hace un año y, aunque es infantil, ya juega con el equipo cadete, en el que también sobresale, y se entrena con jugadores todavía más mayores. Firmó un contrato de larga duración y fue el propio chaval, ante el interés de otros muchos clubes, el que optó por el Real Madrid. Un caso parecido al de Mirotic, una perla, pero de sólo 13 años. En este Minicopa brilló Ricky Rubio, sí; pero hay que recordar que otros muchos nunca llegaron a la élite. Paso a paso.

Si el crecimiento de Doncic es el normal, puede superar los dos metros para jugar de escolta, aunque ahora se le vea subir el balón como a un base y rebotear como a un pívot: gran manejo del bote con ambas manos, pasa muy bien a una mano de campo a campo, tira sin problemas de siete metros y se le ve generoso con los compañeros y disciplinado. Su padre, Sasa, de sólo 38 años, fue internacional esloveno y jugó hasta hace nada a primer nivel en varios equipos de su país, incluido el Olimpia de Liubliana. También en Serbia y en Francia. “En el Madrid cuidan muy bien de mi hijo, las condiciones de trabajo son excelentes y va a una gran escuela”, asegura Sasa.

Junto al esloveno, brillaron en la final José Miguel Jiménez, de 1,82 m (11 puntos), Pablo Hernández, de 1,89 (11), y Sergio Ávila, de 1,78 (10). La torre del equipo es Francisco Salvador, de 1,91.

Alberto Angulo, coordinador de la cantera madridista, felicitó uno a uno a los chavales por él éxito: “Un triunfo como éste da moral a los jugadores, pero el trabajo diario debe ser el mismo. Este equipo es el fruto de la labor de hace tres años, porque en la cantera siempre hay que mirar el largo plazo. Estar en el Madrid exige mucho y de los 72 jugadores que tenemos en categorías inferiores, sólo alguno llegará al primer equipo, y no dependerá sólo de ellos, de su calidad y de su trabajo, sino también de su año de nacimiento, de en qué momento llegan, quién hay por delante en la primera plantilla. Luka Doncic es un gran talento, pero todavía tiene mucho camino por delante. Creo, eso sí, que saldrán buenos jugadores en los próximos años”.

El Asefa Estudiantes fue el tercer clasificado tras batir por 87-75 al Gran Canaria, donde brilla un escolta de 1,91 llamado Acoydán McCarthy, con una coordinación y un físico espectaculares.