NBA

jugadores

NBA | PISTONS 86 - HORNETS 105

Ryan Anderson destrozó a los Pistons de José Manuel Calderón

Calderón volvió a ser el líder que dirigió el juego de los Pistons, pero esta vez no pudo conducir a su equipo a la victoria a pesar que aportó 13 puntos y nueve asistencias.

La inspiración encestadora del ala-pívot reserva Ryan Anderson, que anotó 31 puntos, incluidos nueve triples, fue la clave que permitió a los Hornets de Nueva Orleans ganar a domicilio por 86-105 a los Pistons de Detroit.

Junto a Anderson, que estará en el Concurso de Triples del próximo Fin de Semana de las Estrellas, en Houston, el pívot cubano estadounidense Robin López aportó un doble-doble de 23 puntos y 10 rebotes, que lo dejaron como en líder en las acciones bajo los aros.

Mientras que el base venezolano Greivis Vásquez, que fue candidato al premio de Jugador de la Semana dentro de la Conferencia Oeste, siguió en su línea de director de las acciones de los Hornets y aportó 13 asistencias y nueve puntos.

Vásquez, que mantuvo un gran duelo con el base español José Manuel Calderón, anotó 4 de 10 tiros de campo, falló dos intentos de triples, y acertó 1 de 1 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes, recuperó dos balones y perdió cuatro en los 36 minutos que estuvo en la pista del Palace de Auburn Hills.

Los Hornets (18-34), que llegaron al partido con cinco derrotas en los últimos siete que disputaron, y no tuvieron al escolta titular Eric Gordon, al ser baja por molestias en las rodillas, dominaron durante 40 minutos del partido y siempre estuvieron con una ventaja cómoda en el marcador.

El alero Al-Farouq Aminu aportó un doble-doble de 12 puntos y 14 rebotes, cuatro asistencias, recuperó dos balones y puso dos tapones, de los 10 que tuvieron los Hornets, incluidos otros cuatro del ala-pívot novato Anthony Davis.

Como equipo, los Hornets lograron un 49 (41-83) por ciento de acierto en los tiros de campo, el 48 (10-21) de triples, comparados al 36 (29-81) y 26 (5-19), respectivamente, de los Pistons, que también perdieron la batalla del juego bajo los aros al capturar 41 rebotes por 49 del equipo de New Orleans, que vistió el uniforme con los colores, púrpura, verde y oro, del Mardi Gras.

Los Pistons, que en los últimos cinco partidos disputados en su campo del Palace de Auburn Hills, habían ganado a los Spurs de San Antonio y Bucks de Milwaukee y pelear hasta el final contra Los Ángeles Lakers y los Nets de Brooklyn, esta vez fueron superados por los Nets en todas las facetas del juego.

La ausencia del pívot novato Andre Drummond, baja por seis semanas con molestias en la espalda, hizo que los Pistons no tuviesen respuesta al juego interior de los Hornets, y ahí estuvo la clave de la derrota.

Los Pistons anotaron los ocho primeros puntos del partido, pero los Hornets concluían el cuarto inicial con ventaja parcial de 23-27 después que lópez aportó 13 tantos.

El escolta reserva Rodney Stuckey anotó 19 puntos y fue el líder del ataque de los Pistons, que también tuvo el apoyo del ala-pívot Greg Monroe al conseguir un doble-doble de 17 tantos, 11 rebotes, cuatro asistencias, dos recuperaciones de balón y dos tapones.

Mientras que Calderón volvió a ser el líder que dirigió el juego, pero esta vez no pudo mantenerlo dentro de la lucha por el triunfo a pesar que aportó 13 puntos y nueve asistencias.

Calderón jugó 34 minutos en los que anotó 5 de 10 tiros de campo, incluidos 3 de 6 triples, capturó cuatro rebotes, recuperó cuatro balones y sólo perdió uno, pero no fue suficiente a la hora de evitar la derrota que les rompió una racha de dos triunfos seguidos.

El ala-pívot dominicano Charlie Villanueva jugó 20 minutos como reserva de los Pistons y aportó cinco puntos al anotar 2 de 7 tiros de campo, falló tres intentos de triples, anotó 1 de 2 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, dio una asistencia y recuperó un balón.

La otra nota negativa de la noche que tuvieron los Pistons fue el registrar en su campo del Palace de Auburn Hills la asistencia más baja de espectadores de su historia con solo 10.177 espectadores, entre los que se encontraba el excandidato presidencial demócrata Jesse Jackson.