Actualizado

Actualizado a las

Euroliga

euroliga

campo basket
jugadores

Euroliga | ALBA BERLÍN-UNICAJA

Un triple de Williams sobre la bocina tumba al Alba Berlín

El equipo malagueño fue a remolque casi todo el partido, pero una genialidad del base, a falta de seis décimas, le dio el triunfo al Unicaja (65-67), que sigue con vida en la Euroliga.

Un estratosférico triple de Marcus Williams, a falta de seis décimas para el final, dio una importantísima victoria al Unicaja ante un Alba Berlín voluntarioso, pero poco consistente. En otro mal partido, el Unicaja se llevó un triunfo que deja abiertas unas pequeñas rendijas para meterse entre los cuatro primeros de su exigente grupo, válidos para entrar en los cuartos de final.

El arranque del partido fue impresionante. Calloway salió con la muñeca caliente y enchufó dos triples que abrieron un interesante margen (9-15, minuto 3). Pero los berlineses equilibraron la balanza y una nueva canasta desde 6,75 de Calloway (10 puntos en 10 minutos) cerró el primer cuarto con 20-22. Luego los malagueños perdieron la concentración. Djedovic y Thompson se calentaron. Repesa, fiel a su sorprendente política de rotaciones, sentó a su eventual máximo anotador para situar como base a un Williams que salió helado. Cuatro pérdidas consecutivas supusieron llegar al descanso con la dura penitencia de un peligroso 42-34.

Sin embargo, Unicaja reaccionó con un impresionante parcial de 0-11 (42-45, minuto 23). Con Williams desaparecido en combate, Simon asumió la responsabilidad. Firme en defensa, Unicaja dejó a los germanos en nueve míseros puntos. El 51-55 con que se alcanzó el final de tercer cuarto daba alas a los verdes. Las buenas sensaciones de Perovic tapaban los -4 de valoración que regalaba el genial pero irregular Marcus Williams o la menor presencia del regular Zoric.

Unicaja seguía fuerte en su presión con un Vidal estupendo defendiendo. Marcus Williams anotó su sexto punto (51-57), pero Djedovic subía y subía. Para colmo, con 55-57 se pitó una rigurosa falta técnica a Luca Zoric, de las que duelen y estropean un trabajo esperanzador. Tiempo muerto. Empate a 59 a falta de cuatro minutos. Emoción y poco juego. Unicaja no jugaba nada bien, pero es (o debería ser) superior a los anfitriones. Canastón de Perovic (59-61), triple de Dashaun Wood, falla Williams, otra vez Dashaun Wood (64-61) y Repesa pide tiempo. A falta de 1:42, Vázquez le hace falta a Thompson, que falla uno de sus dos tiros libres, lo mismo que Williams (65-64 a falta de un minuto). Ataque errado entre Williams y Vázquez. Faltan 39 segundos. Buena defensa. Y Williams, que había hecho un partido horrendo, mete un triple más allá de los siete metros (65-67). Los genios son así.