Actualizado

Actualizado a las

Euroliga

euroliga

campo basket
jugadores

Euroliga | MONTEPASCHI SIENA-CAJA LABORAL (85-74)

El Caja Laboral sucumbe ante el bombardeo de triples del Siena

El equipo italiano estuvo muy acertado desde 6,75 (15 de 26) y continúa en su puja con el Barça por el liderato del Grupo F. Los de Tabak suman su tercera derrota consecutiva.

Alfonso Herrán

El Caja Laboral sucumbe ante el bombardeo de triples del Siena Ampliar
Nocioni (Caja Laboral) y Moss (Montepaschi Siena) luchan por un balón. | FABIO MUZZI

El Caja Laboral ha encadenado su tercera derrota consecutiva en la Euroliga y se complica la vida. La pista gafe de Siena, en donde había saldado con derrota sus dos visitas anteriores, volvió a sepultar las ilusiones vitorianas. El Montepaschi sigue el ritmo del Barça, con el que comparte liderato con seis victorias y una derrota, ya con dos partidos de distancia sobre sus perseguidores.

El Montepaschi ya no es un equipo con pinta de Final Four, esa concentración de notables de Europa que tanto ha pisado en los últimos años. Hay menos talento y éste se sitúa en el perímetro, ya que abre el campo como pocos y clava el puñal desde fuera del arco de triple, preferentemente desde las esquinas (ayer 15/26 en canastas de tres). Mueve la pelota con engrase hasta encontrar una posición cómoda. Su genética le lleva a seguir siendo competitivo y está cuajando una Euroliga excepcional. Y eso que le falta una pieza básica como Ksistof Lavrinovic.

El partido de ayer amaneció con virtuosismo. El uno contra uno del equipo toscano fue centelleante y con el 16-12, a los cinco minutos, ya acumulaba cuatro triples y ocho puntos de Brown, la sensación de la temporada desde la cabina de mando como base. El 22-23 del final del primer cuarto hacía presagiar un partido de anotación compulsiva. Pero los árbitros dejaron de pitar en la continuación y hubo que bajar a la mina. Se endureció el debate y las defensas ocuparon la escena. El Baskonia cedió seis rebotes en cancha propia y cuatro pérdidas: fueron diez posesiones regaladas a los italianos que no encontraron respuesta por una buena defensa.

Tras el descanso, el equipo de Tabak dio un alarmante paso atrás en defensa. Nocioni andaba malhumorado por la falta de castigo en los contactos y fue de la lengua. Le castigaron con técnica a los dos minutos, con 37-39. Dos tiros libres y un triple de Janning anunciaron el descalabro vitoriano. Una zona descompuso a un Caja Laboral que no supo cómo frenar el sistema de cuatro abiertos y una referencia interior del equipo de Siena. Tres triples (hubo seis en todo el cuarto) afianzaron un parcial de 11-2 para el 61-46. Los baskonistas acabaron con una sensación de impotencia jamás vista en la era Tabak, quitando aquel ruidoso estreno en Kaunas. Se le vieron las miserias. Frente al genial Brown quedó claro que aunque hay tres bases, ninguno acaba de afianzarse. Heurtel es irregular y blando atrás, Cook atraviesa una crisis galopante y Cabezas ni juega. También falta un escolta terminal y un Lampe más constante que se imponga con contundencia en la pintura. Encima, el average fue malo: -11, aunque llegó a perder por 17 (71-54).