Liga Endesa

liga endesa

campo basket
jugadores KIA

Liga Endesa | CAJASOL 67 - CAI ZARAGOZA 75

El CAI Zaragoza supera a un Cajasol mermado por lesiones

Pese al esfuerzo local por no dejar escapar el triunfo y las buenas prestaciones de Balvin y Holland, el gran partido de Llompart y Van Rossom fue demasiado para el Cajasol.

El CAI Zaragoza supera a un Cajasol mermado por lesiones Ampliar
El base búlgaro del Cajasol, Roderick Blakney (d), intenta superar al base del CAI Zaragoza Pedro Llompart, durante el partido correspondiente a la 21ª jornada de la Liga Endesa de baloncesto disputado hoy por ambos conjuntos. | Raúl Caro

El CAI Zaragoza, como ya hiciera en el partido de la primera vuelta de la Liga Endesa, ha vuelto a superar al Cajasol, en esta ocasión en Sevilla (67-75) y ante un rival que estuvo mermado por las lesiones de Satoransky y Williams.

Pese al esfuerzo local por no dejar escapar el triunfo y las buenas prestaciones de Balvin (12 puntos y 8 rebotes) y Holland (17 puntos y 3 triples), el gran partido de Llompart y Van Rossom (32 puntos entre los dos) fue demasiado para un conjunto que seguirá peleando por no acercarse a los puestos de descenso.

Aprovechando las ausencias de los lesionados Williams y Satoransky, los visitantes tomaron el mando de las operaciones a las primeras de cambio (9-16, minuto 8) y de la mano de Norel, los hombres de Abós acabaron el primer parcial con un resultado que hablaba de la superioridad visitante en San Pablo (11-16).

El inicio del segundo parcial no pudo ser más desfavorable para los intereses hispalenses (15-26, minuto 15). Gracias al acierto del belga Van Rossom, el CAI Zaragoza se aprovechó de lo mermado que encaraban el choque tan relevante para sus intereses los hombres de Aíto García Reneses. Sastre y Holland fueron los únicos que tiraron de un Cajasol que a mitad de camino lo tenía todo en contra tras un triple de Llompart (29-43).

En la reanudación, más de lo mismo (31-47), pues los visitantes controlaron la situación para desgracia de una hinchada local que veía impotente a los suyos sucumbir. Pese a ello, Balvin fue el encargado de guiar la ofensiva de un Cajasol negado desde el exterior pero que acortó distancias (40-49) y sus puntos y rebotes contagiaron a los suyos en un epílogo del tercer parcial que lo dejó todo por decidir para los últimos diez minutos (49-53).

Aunque la formación aragonesa trató de echar por tierra la reacción local, un triple de Holland le dio al partido una dimensión inesperada (63-66), pero Llompart y Rudez terminaron por rubricar el triunfo visitante, un equipo que supo aprovechar a la perfección lo diezmado que habían tenido que encarar la cita los hispalenses.