NBA

jugadores

NBA | RESUMEN DE LA JORNADA

Gran tributo a Jerry Buss y barrida de Spurs a Clippers

En un funeral muy californiano, intervinieron Abdul-Jabbar, Phil Jackson, Magic Johnson… y Pau Gasol, que habló en español: “Orgulloso de formar parte de este club”.

Gran tributo a Jerry Buss y barrida de Spurs a Clippers Ampliar
Pau Gasol dedició unas palabras en español a Jerry Buss durante su funeral. | LUCY NICHOLSON

Los Lakers honraron la memoria de Jerry Buss con un ‘glamouroso’ y emotivo tributo de despedida, en el Nokia Theater de Los Ángeles. Poco después, ya en el Staples Center, los San Antonio Spurs ofrecían una declaración de principios ante los Clippers. La volátil y agresiva ‘Lob City’ de los Clippers quedó laminada por el ordenadísimo rodillo de la organización ‘spur’, que invadió Staples con el rugido de un vehiculo acorazado y vació de contenido el plato fuerte del jueves televisivo de la NBA. Se trata de sistema ‘que hace funcionar todas las cosas y que Gregg Popovich posee’, cuenta Phil Jackson. El descanso ya se cruzó con 43-58 para los Spurs. El partido ya navegaba roto... y reventó en el tercer cuarto: 55-88 en el minuto 34, 58-92 en el 36. Estos puntos como balazos de los Spurs los iban contabilizando jugadores ex ACB: De Colo (nueve puntos, 2/3 en triples) y Splitter: diez puntos, cuatro rebotes. El último cuarto sobró, un puro trámite ante el decepcionado público ‘clipper’, que se despedía rumbo a la noche de L. A. Kawhi Leonard, la revelación ‘spur’, ni se vistió, por molestias en la rodilla. No hizo falta. Todo acabó en paliza suprema, 90-116, y con los Spurs de Popovich ya en un balance de 44-12 que les consolida como líderes absolutos de la Liga. Con 31 puntos y siete asistencias, el gran comandante Tony Parker lideró la carga ‘spur’, ya con Tim Duncan (nueve puntos, cinco rebotes) de regreso en el quinteto inicial. Los Spurs firmaron más del 60% de acierto en tiros hasta el minuto 48, pero la molicie del fin lo dejó en 58,9%: 43/73, con 8/17 en triples. Los Clippers tiraron con el 42,1% de aciertos (32/71), un abismo por debajo, y sólo se salvaron Blake Griffin (17 puntos, ocho rebotes) y Matt Barnes (18 puntos). En plena resaca del ‘All Star Weekend’, Chris Paul bastante tuvo con verle la matrícula a Parker y se encasquilló clamorosamente: cuatro puntos, tres asistencias y 1/6 en tiros.

En la gran despedida ‘laker’ a Jerry Buss, todo menos un funeral típico, todo muy californiano y de ‘La-La-Land’ intervinieron su hijo mayor, Johnny, Kareem Abdul-Jabbar, Phil Jackson, Pat Riley (“me siento como de vuelta a casa”), Jerry West, Kobe Bryant, Magic Johnson… y Pau Gasol, que habló en español, con orientación especial para la afición latina de los Lakers. “Orgulloso de formar parte de este acto y de este club”. Magic reveló que se sentía como ‘el hijo adoptado’ del patriarca Buss. Y Shaquille O’Neal tuvo una intervención estelar: “El Dr. Buss siempre me dio lo que yo pedía. La primera vez que le pedí una extensión de contrato, me la dio. La segunda vez que se la pedí, también me la dio. La tercera vez, me traspasó”.

Antes de estos acontecimientos, se supo (también en Los Ángeles) que la casa del ‘laker’ Metta World Peace (ex Ron Artest), en Wilshire Boulevard, había sido rodeada y tomada por 20 coches del famosísimo Departamento de Policía de L. A. (LAPD), reforzados por helicópteros. ¿El motivo? El rodaje de una película en el jardín de la casa, con producción del llamado ‘Artest Media Group’… donde se produjo lo que se parecía mucho a disparos y a la apertura de fuego real: todo, a cargo de familiares del jugador de los Lakers, entre los que se encontraban un hermano pequeño y un sobrino. La irrupción de la policía terminó con el hermano pequeño de World Peace esposado, por no producir un documento de identificación. El jugador tuvo que salir en pijama a dar explicaciones. “Me había acostado viendo ‘Zero Dark Thirty’, o como se llame. Me vi entre 20 coches de policía, helicópteros cerrando Wilshire Boulevard, mi hermano esposado… y pensé ‘¿Estoy soñando o es que hay un terrorista en la casa? ¿Necesitan ayuda…?” Cuando Metta World Peace dio explicaciones sobre la película y el rodaje, las aguas volvieron a su cauce.

También se ha conocido el amago de plante de Jeremy Lin en Houston, cuando los jugadores de los Rockets supieron, en la noche del miércoles, que cuatro compañeros (Patterson, Douglas, Aldrich, Morris) se iban traspasados, sólo minutos antes de enfrentarse a los Thunder en la gran explosión de James Harden. La noticia llegó en los vestuarios del Toyota Center. Los cuatro traspasados, que ya estaban cambiándose para salir ante los Thunder, fueron obligados a abandonar las instalaciones. La explicación ofrecida al resto del equipo por parte del entrenador, Kevin McHale, fue que se trataba de un ‘traspaso para agrandar el límite salarial del club’, el llamado ‘Cap Room’. Hubo un momento en el que Lin apostó por no jugar. Hubo que convencerle. “Fue de las peores cosas que han pasado, afectó a las emociones de todos nosotros: este es un equipo unido emocionalmente por un lazo muy cercano y tener que ver cómo los compañeros eran despachados así… no conozco a ningún jugador que se llame ‘Cap Room’, admitió Lin, que tuvo palabras serias con McHale.

Y en Chicago, los Miami Heat barrieron como un ciclón el United Center (22.640 espectadores), en su novena victoria consecutiva. La defensa ‘atómica’ de los Heat, una telaraña de ajustes, redujo a cenizas el ataque de los Chicago Bulls: 67-86 para Miami, con 26 puntos, 12 rebotes y siete asistencias para LeBron ‘King’ James, a unos metros de la estatua de Michael Jordan que preside la entrada del United Center. 17 puntos de Wade y 12 de Bosh dieron escolta a los lujos de LeBron. Los Bulls se toparon con el blindaje de la formidable defensa ‘heat’, concebida según las directrices de Pat Riley, y se atascaron en una ciénaga de errores: 26 balones perdidos y un miserable 37,3% de acierto en tiros de campo (28/75)… con 2/10 en triples. Se salvaron algo Carlos Boozer (12 puntos, 11 rebotes), Nate Robinson (14 puntos) y Joakim Noah: 11 puntos, ocho rebotes.

Derrick Rose, aún lesionado e inactivo, tuvo que sacar un comunicado en apoyo de la organización de los Bulls, después de que su hermano Reggie criticase severamente a los Bulls en la ESPN de Chicago: “Es frustrante que mi hermano se deje el corazón y el alma por el equipo, sin que la gente de aquí haga ninguna cosa para apoyarle (…) este equipo no tiene talento para competir por el título y esta decisión del club (no activar ninguna operación de traspaso) puede ser un factor decisivo para que mi hermano aún juegue o no en esta temporada”. Todo eso dijo Reggie Rose. Y Derrick tuvo que salir a apagar el incendio: “Siempre he sentido que los objetivos de la organización de los Bulls son los mismos que los míos… y es traer otro Campeonato a esta ciudad”. Pero de momento, Rose no juega… y Miami Heat es un relámpago que te deslumbra, te atrae y te encierra en su telaraña defensiva, el cubil de donde emerge esa especie de ‘Alien’: LeBron ‘King’ James.