Actualizado

Actualizado a las

Más baloncesto

mas baloncesto

campo basket
jugadores

Mas Baloncesto | TRIBUNALES

Cae una red de inmigración ilegal que simulaba ser un club

Los cinco detenidos constituyeron en Gran Canaria el falso equipo Saona sin jugadores ni instalaciones. Falsificaron un cetificado y simularon que lo había expedido la Federación.

La Policía Nacional ha desarticulado en Gran Canaria una red dedicada a favorecer la inmigración ilegal de ciudadanos extranjeros a través de un falso club de baloncesto que solo existía para ese fin. Cinco personas han sido detenidas. Así lo ha anunciado la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado.

La investigación comenzó cuando unos agentes comprobaron la existencia de un certificado falso, librado supuestamente en la Federación Canaria de Baloncesto, con sede en Tenerife. De esta forma se pudo confirmar que los detenidos, a instancias de uno de ellos, que ejercía de vicepresidente, habían constituido el club de baloncesto Saona para amparar una oferta de empleo con la que poder traer desde la República Dominicana a un familiar de este último.

Los agentes policiales que participaron en esta operación también descubrieron que los dos principales cabecillas de la organización habían captado a tres compatriotas suyos con la finalidad de crear el club, para lo que elaboraron unos estatutos que presentaron ante la Consejería y la Dirección General de Deportes del Gobierno canario. Con los estatutos aprobados, y dado que el club no contaba ni con jugadores, ni técnicos, ni instalaciones deportivas en las que desarrollar su actividad, los integrantes de esta red falsificaron un certificado librado en la Federación Canaria de Baloncesto, con el fin de acreditar la actividad real del club, tanto en categoría masculina como femenina, en competiciones oficiales en Gran Canaria.

Para aparentar ante la administración solvencia económica para afrontar la contratación de un nuevo jugador de la República Dominicana, el vicepresidente del club presentó dos extractos bancarios que reflejaban una subvención de 12.652 euros del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana y un ingreso de 5.000 euros de una empresa patrocinadora, además de contratos de dudosa autenticidad, cuya inexistencia comprobó luego la Policía.

Después de que la Federación Canaria de Baloncesto confirmara que no existe un club federado denominado Saona, los investigadores procedieron a la detención de las cinco personas que conformaban la junta directiva de la falsa entidad deportiva, que han sido puestos a disposición judicial acusados de delitos de falsedad documental, favorecimiento de la inmigración ilegal y constitución de grupo criminal.