Estas leyendo

San Antonio Spurs: quince años seguidos llegando a 50 triunfos

NBA

SPURS 122-JAZZ 104

San Antonio Spurs: quince años seguidos llegando a 50 triunfos

Ginóbili lidera otro recital (62% en tiros de campo) de los Spurs. Que llevan en 50 o más victorias desde 1998 sin más excepción que la temporada 1998/99 porque hubo lockout.

San Antonio Spurs sigue siendo el mejor equipo de la liga: 50-16 y diez victorias seguidas (los Clippers llevan once). Los de Popovich empiezan a tomarle la mano a los Thunder (48-18) ante un sprint final de la Regular Season en la que también mandan sobre los gallos del Este: 49-17 Indiana, 45-19 Miami. Con el triunfo ante unos Jazz desarbolados por su espectacular eficiencia ofensiva, los de Popovich aseguran su decimoquinta temporada con al menos 50 triunfos. Una cifra impresionante que va más allá: en realidad lo han logrado en 16 de las 17 últimas, desde la 1997/98. En la que no lo lograron fue temporada de lockout: la 1998/99 en la que cada equipo sólo jugó 50 partidos. Los Spurs acabaron 37-13, un 74% de victoria que les daba una proyección cercana a las 60 victorias. Más cifras históricas justo cuando el trío Parker-Duncan-Ginóbili ha superado en victorias juntos al que formaron Magic-Kareem-Cooper y ya van a la caza de otro mítico: Bird-McHale-Parish.

En otro día más en la oficina, que para los tejanos supone meter puntos en cascada, la mejor noticia fue la confirmación de que Manu Ginóbili llegará a los playoffs mucho mejor que hace un año. Sus 21 puntos a los Jazz fueron el tope del equipo con Parker en 18. Para Popovich, sin embargo, las cifras de leyenda de su equipo no son un asunto trascendente: “Me da lo mismo. Tenéis que escribir de algo, supongo. Y al fin y al cabo es mejor ganar 50 partidos que perderlos. Lo importante es que he tenido un gran grupo humano a mi lado durante todos estos años”.

Los Jazz sufrieron el 62% en tiros del ataque spur, que dejó en anécdota el mejor partido de Derrick Favors en términos de anotación, 28 puntos. Pero no había nada que hacer. Jugaba un equipo que ya piensa en la próxima temporada contra otro que tiene entre ceja y ceja el anillo. Y que ya está en ruta de ser uno de los grandes favoritos cuando comiencen los playoffs. Otra vez.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar