NBA

jugadores

MINNESOTA TIMBERWOLVES

Ricky: "Tendría que mirar más por mí, pero es difícil cambiar"

Tras sufrir una grave lesión en su primera temporada en la NBA, esta campaña ha podido jugar todos los partidos. Para Ricky Rubio "eso es lo más importante".

¿Cómo esta yendo la temporada?

Está siendo difícil para los Wolves, porque hemos sido bastante irregulares y eso ha hecho que hayamos perdido bastantes partidos ajustados. Al ser un equipo joven, tenemos que aprender a jugar mejor los finales apretados. Estamos en el cincuenta por ciento de victorias, que es algo bueno para esta franquicia, pero queremos algo más. Lo que pasa es que en el Oeste es muy difícil entrar en playoffs, no te vale con tener más triunfos que derrotas. Lucharemos hasta el final, no vamos a tirar la toalla, pero está difícil la cosa.

¿Qué piensa de su actuación?

He mejorado en algunas facetas, sobre todo en el aspecto físico, porque he podido jugar todos los partidos, después de un año en el que lo pasé muy mal por mi lesión de rodilla. En ese sentido estoy orgulloso. Lucho contra algunas adversidades. La temporada es larga y hay momentos buenos y malos, aunque estos hay que acortarlos como sea. No se puede parar. Estoy contento, pero mi temporada está siendo un poco irregular, me gustaría ser más regular. Creo que lo estoy consiguiendo ahora y, aunque ya pesan un poco las piernas, estoy llegando bien al tramo final.

Hubo un momento en el que dijo que no estaba disfrutando con el baloncesto, ¿qué le paso?

Fue una época difícil, sobre todo mentalmente, porque perdimos muchos partidos ajustados. Yo soy duro conmigo mismo, me exijo mucho y expresé lo que sentía. Pero eso ya lo superé, algo de lo que estoy muy contento, porque he tenido fortaleza mental.

En su campaña contrastan sus topes de puntos (25) y de asistencias (17) con su problema con los porcentajes de tiro. ¿Qué opina de ese asunto?

Cuando juegas te miran las virtudes y los defectos. En cuanto al tiro sigo trabajando y mejorando. El hecho es que en realidad mis porcentajes han subido con respecto a la anterior temporada. Pero está claro que yo quiero una mejoría mayor.

¿Está haciendo algún entrenamiento especial para mejorar?

No específicamente, se trata de repetición y de confianza. Esto último es lo que me falta, por encima de otras cosas.

¿Le han molestado algunos artículos de la prensa local sobre sus problemas con el tiro o se siente querido por ésta?

Me siento bien, siempre me han demostrado apoyo, incluso en mis peores momentos.

Flip Saunders, el manager general de los Wolves, dice que usted tiene cualidades únicas con las que se nace y que a tirar se puede aprender. ¿Le reconforta el apoyo de la franquicia?

Es bueno que el jefe diga estas cosas y es verdad que lo que no estoy haciendo bien se puede trabajar y lo estoy haciendo cada día. En su momento se verán los resultados. No es una cosa que cambie de un día para otro, es un proceso largo. También es verdad que me centro mucho en generar juego para los demás y la última acción que miro es la mía, igual tengo que empezar a mirar más por mí. Pero es mi sello personal, el que me ha llevado hasta aquí y es difícil cambiarlo.

Después de John Wall, usted es el jugador de la NBA que más ocasiones de anotar genera con sus pases. ¿Qué le dice eso?

Con los jugadores tan brillantes que hay en Liga, estar ahí es bueno. Para eso juego, para producir.

Está peleando con otro crack, Chris Paul, por liderar la estadística de robos. ¿Se lo toma como un objetivo?

No estaría nada mal. No me fijo mucho, pero los amigos, cuando acaban los partidos, me comentan cómo ha ido el tema. Sé que estoy arriba en recuperaciones y me gustaría ganar, pero es secundario, no voy a por ello.

¿Cómo es su relación con su entrenador, Rick Adelman?

Buena, entiende mucho de baloncesto y como fue jugador, sabe lo que sientes y te da libertad. Me gusta su estilo y su sistema, porque prima la creatividad.

Hubo una fuerte bronca de Kevin Love con algunos jugadores en un partido, ¿afectó a la química del equipo?

Para nada, es la mejor de los tres años que llevo aquí. Es normal que cuando un partido sale mal te enfades contigo mismo y con los compañeros. Puede haber palabras, pero nos llevamos bien.

¿Cree que el núcleo del equipo va a continuar o ve fuera a Love, que además es su amigo?

Para nosotros es un jugador muy importante, está haciendo una temporada espectacular y no tenemos que pensar mucho más allá del año que viene. Yo creo que seguirá aquí, porque se le ha dado todo y es difícil irse cuando te dan tantas facilidades. No hablamos de esas cosas tan personales. La mejor manera de demostrarle que le queremos aún más es ganando y luchando hasta el final por entrar en los playoffs.

¿Qué objetivos se ha marcado?

Cuando termine esta temporada reevaluaré mis objetivos. En la que está en juego, quería mejorar físicamente, jugar 82 partidos, perder menos balones, controlar más el juego y mejorar en el tiro. Pero quiero más.

¿Se ve muchos años en los Wolves o está abierto a un cambio de aires?

Me gusta mi equipo, pero también desearía jugar los playoffs. Para eso tenemos que mejorar, porque me gustaría quedarme aquí.

Vamos con cosas más personales. ¿Qué tal se encuentra en Minneápolis?

Pues ha sido uno de los peores inviernos de los últimos 20 años. Así que si he sobrevivido a éste, podré con cualquiera que venga. Es una ciudad de mucho frío y estaría mejor que hiciera buen tiempo, pero te adaptas y la ciudad me gusta, porque es pequeña y no hay que usar el coche. Además, la gente es muy amable.

¿Qué hace allí cuando tiene tiempo libre?

Lo primero, descansar, que hace falta. Y luego me gusta ir a buenos restaurantes y compartir tiempo con los compañeros de equipo.

Cuando acabe la temporada descansará y luego, toca la Selección. ¿Le ilusiona que la Copa del Mundo sea en España?

Me emociona y me motiva, porque es en casa. Es un extra de motivación también porque tenemos ganas de quitarnos la espina de la eliminación en el último, el de Turquía. No estoy pendiente de ello, falta mucho, pero si lo miro de reojo.

¿Qué opina del caso Mirotic-Ibaka?

Son dos jugadores muy buenos y cada uno aporta sus cosas. La verdad es que sería muy difícil decidirse por uno de los dos. Eso es problema del seleccionador. Yo me quedaría con los dos, pero como no se puede y hay que elegir uno....

La última, le pongo en un pequeño compromiso. ¿Se siente cómodo con las camisetas de juego con mangas?

Yo en los entrenamientos uso camisetas con mangas, así que no me extraña ni me afectan mucho en los partidos. Así que para mí no es raro, es diferente de lo normal. Cuando pasa eso hay muchas críticas, pero si el producto es bueno al final va a triunfar.