Estás leyendo

Willy (15) e Ibaka (23) se lucen mientras los Knicks se divierten

NBA

KNICKS 106 - MAGIC 95

Willy (15) e Ibaka (23) se lucen mientras los Knicks se divierten

La cruz para los neoyorquinos fue la lesión en la rodilla derecha de Porzingis. Gran O'Quinn (14+16) y sensacional último cuarto de Hernangómez.

Corren buenos tiempos para los Knicks. Salvo hecatombe (conviene ser cautos), parece que por fin Phil Jackson por fin ha construido un equipo joven, capaz de llegar a disputar los Playoffs —o al menos pelar por ellos— y que enamora a la Gran Manzana. Con Antoine Griezmann como testigo de lujo, los neoyorquinos ganaron con mucha solvencia a los Magic (106-95) y se sitúan ya con un 16-13 de balance que les permite dar caza a los Hornets en la cuarta posición del Este (los Celtics, terceros, quedan a un solo partido de diferencia). Con Rose a buen nivel, 19+5+3, Jennings dirigiendo el cotarro (12 asistencias) y Kyle O'Quinn gustándose (14+16), el único pero en los neoyorquinos fue la lesión en la rodilla derecha que sufrió Kristaps Porzingis. El letón tuvo que retirarse al vestuario en el tercer cuarto cuando llevaba 12 tantos en su cuenta particular.

No obstante, pudo regresar al banquillo para presenciar el gran último acto de su amigo Willy. El mayor de los Hernangómez lo bordó con 12 tantos para firmar un total de 15 y 5 rebotes en 21 minutos. Antes, en el primer acto, inauguró su casillero anotador con el segundo triple de su carrera NBA. Poco a poco, el ex del Madrid se va haciendo con un hueco fijo en la rotación a la par que sigue metiéndose en el bolsillo a la exigente afición del Madison en el bolsillo. "Estoy muy feliz", dijo el pívot tras otra gran noche. Coincidió sobre el parqué con otro español, Serge Ibaka. El hispano-congoleño también protagonizó una destacada actuación: 23 puntos (con un 3/7 en triples) y 10 rebotes que le convirtieron en el mejor jugador de los de Florida. Con distintos roles en sus equipos, ambos atraviesan por su mejor momento del curso.

Carmelo no responde a Karl

Al margen del encuentro, había curiosidad por ver si Carmelo Anthony decidía responder o no a George Karl, su exentrenador en Denver, tras las críticas que este le dedica en su libro. "Para mí es irrelevante", comentó el alero.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar