Estás leyendo

La remontada de Sergio se estrella con un histórico de los Celtics: Isaiah Thomas

NBA

CELTICS 116 - SIXERS 108

La remontada de Sergio se estrella con un histórico de los Celtics: Isaiah Thomas

El base anotó 33 puntos para encandenar 40 partidos seguidos de al menos 20, igualando el récord de John Havlicek en Boston.

Isaiah Thomas es lo mejor que le ha ocurrido a los Celtics desde la marcha de Paul Pierce y Kevin Garnett en el verano de 2013. Únicamente le podría discutir esta consideración Brad Stevens, el hombre que está dirigiendo desde el banquillo el cada día más cercano regreso de los orgullosos verdes a la élite. Desde el parqué, el hombre encargado de llevar a buen puerto esta reconstrucción es el base. Tras conseguir 33 puntos (13 de ellos en el último cuarto, su hábitat natural) para acabar con los Sixers (116-108), son ya 40 los partidos consecutivos en los que al menos ha alcanzado la veintena. Una marca que le coloca a la altura de John Havlicek, una de las grandes leyendas en Boston. De sumar otros 20 esta misma noche (02:00 de la madrugada en España) en Chicago, pasaría a liderar en solitario esta clasificación dentro de la franquicia más laureada de la NBA: 17 anillos lo atestiguan. Por contextualizar un poco más su hazaña, decir que con Thomas el club de jugadores que en la historia de la Liga lograron 40 partidos seguidos de al menos 20 tantos en una misma temporada se amplía a 17 integrantes.

Philadelphia no logró romper la buena racha de Boston, uno de los equipos más en forma del momento y que ha ganado 11 de sus 12 últimos partidos. Pese a ello, los Sixers (sin Joel Embiid por décima noche seguida) dejaron una gran impresión y no le perdieron la cara al duelo en ningún momento. Con Dario Saric (20 tantos y 11 rebotes) como principal arma, muy bien secundado por Robert Covington hasta que tuvo que abandonar antes de tiempo tras un golpe en la cabeza con el banquillo local, el 'Proceso' aguantó en pie hasta los cinco minutos finales (101-101). Para ello, antes tuvieron que remar para borrar una desventaja de una docena de puntos. En la segunda mitad del tercer cuarto, los Celtics parecían tener la situación bajo control.

En esas estaban hasta que Sergio Rodríguez sacó a relucir su versión más desenfada. Con él en pista (fue de nuevo suplente, aunque disputó un total de 20 minutos) y como director de orquesta, los Sixers recobraron el pulso. Entre los últimos compases del tercer cuarto y los primeros minutos del último consiguió sus 8 puntos, una tarjeta estadística que adornó con 4 rebotes y 5 asistencias. En su rol de agitador, fue el mejor en los visitantes con un +7 para su equipo mientras se mantuvo en cancha. Pero el Chacho chocó con ese demonio bajito llamado Isaiah Thomas. Quien, por si fuera poco, ha formado una sociedad con Marcus Smart que está haciendo pasar desapercibida las tres semanas de baja que lleva ya Avery Bradley. El número 6 del draft 2014 está tirando la puerta abajo. Partidos como el de anoche ayudan mucho a ello: 21 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y ¡8 robos! Un torbellino. 

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar