Estás leyendo

El Unicaja jugará su tercera final europea y buscará la Euroliga

UNICAJA 74-LOKOMOTIV KUBAN 63

El Unicaja jugará su tercera final europea y buscará la Euroliga

En un Carpena entregado, el Unicaja no falló y jugará su primera final europea desde 2001. Una que, además, puede valer plaza en la Euroliga.

El Unicaja volvió a reeditar una de sus mejores y más hermosas hazañas internacionales y ya es finalista de la Eurocup tras superar al Lokomotiv Kuban de Krasnodar en otro partido dominado de principio a fin por el ejército de Plaza que superó la ausencia de Musli (con esguince de tobillo) con infinito coraje y apariciones estelares del genial Nedovic, la voluntad reboteadora de Omic y Carlos Suárez, los fogonazos antológicos de Kyle Fogg, el oportunismo salvador de Dani Díez, un trabajo defensivo espectacular y un Carpena que apretó como en sus mejores tiempos fueron demasiado muro para un equipo ruso con calidad pero superado por las ganas de un colectivo formidable y con ganas de grandeza. Valencia o Hapoel de Israel, uno de los dos será rival de los verdes. Es la tercera vez que el Unicaja llega a una final tras sus logros de 2000 (Copa Korac que perdió contra el Limoges) y 2001 (otra Korac que, en esta ocasión ganó ante el Hemofarm de Belgrado).

La salida del Unicaja fue demoledora y definitiva. Tres triples seguidos de Dani Díez y dos de Nedovic. Obradovic pide tiempo pero no detuvo el torbellino verde que anula el juego interior del Lokomotiv. El primer cuarto se cerró con un inapelable 27-11. Los rusos mejoraron en el siguiente tramo sostenidos por Baburin que anotó ocho puntos. Plaza decidió guardar a Omic, con dos faltas y el Unicaja sostuvo las distancias hasta el 37-24 con el que se alcanzó el descanso. El peligroso Rochestie se quedó en ese tramo con solo dos puntos. El bombardero americano acabó con siete.

El partido era de defensas (42-28 minuto 23). Shasa Obradovic no paraba de hacer cambios. Estaba nervioso e inseguro. Los malagueños defendían como fieras. Omic era un león bajo aros, pero sus tiros libres eran un dolor. Seis errados de 12. Las pérdidas se sucedieron. Guerra de nervios. El Unicaja se dejaba la piel tratando de sujetar a los tiradores visitantes pero estaba espeso en ataque. Un gran triple de Dani Díez cortó las alas del Lokomotiv que amenazaba (49-36 minuto 28). Y con el Carpena apretando como en sus mejores tiempos se cerró el tercer parcial con un incierto 53-42.

El tramo final fue una guerra de nervios. Triple del peligroso Rochestie y 58-49. Buena respuesta de Dani Díez. ¡Defensa, defensa! Omic se venía arriba jaleado por un Carpena que le adora. 62-51 minuto 35. ¡Qué nervios! Nedovic, genial e irregular, colocó un triple increíble. Otra vez Obradovic se desesperó. (65-51 minuto 36).

El Lokomotiv no se rendía. Baburin coló su cuarto triple. El reloj andaba muy lento. 67-58 a falta de 2.14. Por suerte Nedovic sacó un 2+1 crucial (70-58). Los mejores momentos del serbio que ganó una antideportiva crucial a Collins. Metió uno de los dos tiros y amarra posesión (71-60 a falta de 1,36). Jones dio miedo con un triple a falta de un minuto (71-63). Tras un tiro libre errado, Dani Díaz capturó un rebote con sabor a final. ¡Si se puede! coreaba el Carpena. Final Unicaja ya está en la final de la Eurocup. Se lo merece.

Sigue la narración del segundo partido de la Final de Eurocup entre: Unicaja vs Valencia Basket. 

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar