Estás leyendo

Susto de la rodilla de Kyrie Irving; LeBron: "Yo me encargo"

NBA

NBA

Susto de la rodilla de Kyrie Irving; LeBron: "Yo me encargo"

Susto de la rodilla de Kyrie Irving; LeBron: "Yo me encargo"

David Richard

USA Today Sports

El base no jugó el último cuarto por problemas en la rodilla izquierda. Antes de decidirlo, le preguntó a LeBron si podía encargarse él de los Jazz...

Los que dan por favoritos a Cleveland Cavaliers, o al menos casi tan favoritos como a Golden State Warriors, lo hacen en parte porque saben que los de Ohio saben medir esfuerzos y adaptar su nivel a las circunstancias: cuando llegue la hora de competir, sabrán hacerlo. Ante los complicados Jazz, con el partido empatado y un último cuarto sin Kyrie Irving por delante, el campeón sacó el martillo (parcial de 24-16, 91-83 final). Otra razón fundamental es LeBron, que gobierna los partidos cuando siente que tiene que hacerlo. Muchas veces a su antojo: jugó todo ese último cuarto en el que anotó 17 puntos (uno más que los Jazz) con un 7/10 en tiros.

A su antojo: Kyrie Irving no jugó por molestias en la rodilla. Cuando llegó el primer tiempo del último cuarto, el base habló con LeBron para decirle que no volvería a la pista por esos problemas… siempre y cuando él se hiciera cargo de la situación: “¿Lo tienes controlado?”. La respuesta del MVP de las pasadas Finales fue un simple: “Yeah”. Tampoco estaban Kyle Korver ni Derrick Williams y no iban a jugar más Iman Shumpert por problemas físicos y Kevin Love, que había vuelto a las pistas pero está por ahora en restricción de minutos. Desde ese tiempo muerto (74-75 a falta de 8:30) LeBron anotó o asistió en 14 de los 17 puntos que anotó su equipo. Anotó porque tenía que hacerlo y destrozó a una de las defensas más físicas de la NBA a base de atacar el aro rodeado de tiradores abiertos: JR Smith, Deron Williams, Richard Jefferson y un Channing Frye que alejó de la zona a Rudy Gobert.

Superado el partido, la cuestión era esa rodilla izquierda de Kyrie. Cualquier problema puede ser crucial a menos de un mes para el inicio de los playoffs. Después del partido, el base aseguró que llevaba 48 horas con molestias pero que no creía que existiera ningún problema serio: “Veré a mi masajista, me trataré y no creo que me tenga que perder ningún partido. Pero si tuviera que perdérmelo, lo importante es lo que viene después no tener que parar unos cuantos días. Pero estoy bien, por ahora estoy bien”.

 

0 Comentarios

Mostrar