Estás leyendo

El Madrid se atasca en Liga: cuarta derrota en cinco partidos

OBRADOIRO 90-REAL MADRID 83

El Madrid se atasca en Liga: cuarta derrota en cinco partidos

El equipo blanco se vio superado por un Obradoiro muy acertado en el tiro de tres en el tercer cuarto. Lleva ya siete derrotas en la ACB.

El Real Madrid firmó su cuarta derrota en los últimos cinco partidos y lo hizo en la pista de un Obradoiro que pelea por la salvación. Laso no se fiaba en la previa e hizo bien. Por lo mostrado este sábado, el equipo gallego debería estar a otros menesteres. Es un equipo con garra, con un pívot dominador (Pustovyi), un genio a los mandos (McConell) y un killer desde más allá de 6,75 (Bendzius). Sin grandes nombres, pero un equipo bien conjuntado.

Luka Doncic y Sergio Llull no estuvieron acertados en el OAKA, pero se resarcieron en Santiago. Al menos, al principio. Sumaron 19 puntos en el primer cuarto y con ellos en pista, el Real Madrid sonreía. Juego fluido, acierto de tres... y +7 al final del primer cuarto (21-28). Rudy estuvo atento atrás y también fue el encargado de aumentar la renta blanca hasta los diez puntos (24-34). El Obradoiro había mejorado algo en defensa, pero no daba con la tecla. Le enseñó el camino el Madrid. Primero con dos faltas seguidas en ataque (la tercera de Draper, al banquillo) y después con una antideportiva de Rudy.

El Madrid acabó el segundo asalto catatónico: sólo anotó diez puntos (dos de ellos en los últimos 4:45), sumó 2 de valoración en total, y permitió un parcial en contra de 11-2. Pustovyi, muy superior en centímetros a los pívots blancos, campaba a sus anchas. Con sus 2,18 volaba para firmar su punto número doce (sin fallo: 6/6) y poner a los suyos a sólo uno (37-38).

Dominio interior, pero también exterior. Festival de triples. Así fue el tercer cuarto para el equipo gallego. Con tres de Dulkyns, dos de Bendzius y uno para McConell y Whittington, el Obradoiro se puso ocho arriba (60-52). Si la distancia no aumentó fue porque el Madrid también las metía de tres, con Randolph presumiendo de muñeca. Rudy rebajó la renta a cuatro (66-62). Quedaban diez minutos, pero en ese último cuarto el Madrid tampoco estuvo fino. Carroll fue el único que anotó en los primeros cinco puntos, aunque el Obradoiro ya no estaba tocado por una varita. Si en el tercer cuarto acabó con 7/9 desde más allá de 6,75, en este último no anotó ni uno. Llull puso al Madrid por delante en el marcador 18 minutos después: 79-80. Faltaba 1:54 y pintaba a heroica blanca. La enésima de la temporada. Pero no. McConell asumió los mandos y una técnica al menorquín, que protestó una lucha que le daba la bola al Obradoiro, remató el partido a 18 segundos del final. Triunfo del Obradoiro, que incendia la parte baja (Betis, Obradoiro y Joventut tienen siete triunfos) y también la alta: podría haber seis equipos empatados a 16 triunfos.

Sigue la narración del partido de la jornada 27 de la Euroliga: Real Madrid-Barcelona

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar