Estás leyendo

Westbrook gasta una bala pero sus Thunder ya son quintos

NBA

THUNDER 110-KINGS 94

Westbrook gasta una bala pero sus Thunder ya son quintos

Fácil triunfo ante los Kings. Westbrook se quedó a dos rebotes de otro triple-doble en su persecución de Robertson. Los Thunder, al alza.

Los últimos 13 partidos de los Thunder: cuatro victorias, cinco derrotas, cuatro victorias. La última ante los Kings, incontestable (110-94, 63-41 al descanso, 74-47 poco después…). El equipo de Billy Donovan afila el colmillo: 40-29, por encima de donde muchos lo imaginábamos y ahora quinto del Oeste, con los Clippers de la triste figura sextos (también en 40-29… y los Grizzlies a un partido).

La razón principal es Russell Westbrook, es obvio. También su estilo híper físico en defensa, el trabajo de Steven Adams y la producción de Enes Kanter en la segunda unidad (Abrines se quedó esta vez en dos puntos). Y ahora también, a veces al menos, los puntos del irregular McDermott (17 esta vez con un 4/5 en triples). Enfrente, unos Kings terribles que al menos volvieron a ver detalles de Labissiere (11 puntos, 4 rebotes en 16 minutos) y esta vez también de Papagiannis, que jugó seguramente su mejor partido en la NBA (14 puntos, 11 rebotes). A falta de presente, futuro.

Como el partido se ventiló muy rápido, dos equipos en dos velocidades completamente distintas, la historia estuvo en los números de Westbrook. Guste más o menos, un asunto crucial en cada uno de los 13 partidos que les quedan a los Thunder. No hubo triple-doble: jugó 35 minutos para intentar conseguirlo pero se quedó en 28 puntos, 10 asistencias y 8 rebotes. Con 4 robos y 7 pérdidas. Se sentó con 80-61 en el tercer cuarto y volvió después, cuando Billy Donovan pareció aliviado con una pequeña racha de los Kings (87-73) que justificó el regreso de su estrella con 9 minutos por jugar. Estaba en 22+7+7. Lo primero que hizo fue borrar cualquier atisbo de partido (95-75, visto y no visto). Después, ya sí, alargó su presencia en pista hasta los últimos segundos para redondear. El público jaleó la décima asistencias y sus compañeros se apartaron lo suficiente para intentar que cayeron los dos rebotes que no llegaron porque a los Kings les dio por tirar bien a última hora. Cosas.

Westbrook queda en 34 triples-dobles y rompió una racha de cuatro seguidos. Así que sigue a siete de los 41 de Oscar Robertson en la temporada 61-62. A falta de trece partidos… ahí va andar. Sus números sí le dieron (necesita hacer 7,5 rebotes y 8,8 asistencias de media) para mantenerse en ritmo de promediar un triple-doble al cierre de curso, algo que solo hizo el propio Robertson en aquella tremenda temporada 61-62. El partido no tuvo más trascendencia y esta es al fin y al cabo una de las grandes historias que quedan hasta el cierre de la Regular Season. Y mientras, con la energía de su base atómico, los Thunder son quintos del Oeste. Enorme.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar