Estás leyendo

Russell hace historia pero el big three (101 puntos) remonta

NBA

LAKERS 120-CAVALIERS 125

Russell hace historia pero el big three (101 puntos) remonta

D'Angelo se reivindica en unos Lakers que dominaron a los Cavs hasta que LeBron y un excelso Kyrie se pusieron al frente de las operaciones.

Los Cavaliers han ganado seis veces seguidas a los Lakers, algo que jamás había pasado pero que ahora mismo parece simple cuestión de lógica. En esta sexta victoria, sin embargo muchas cosas se salieron del guion previsto excepto el ganador final: 120-125. Los Cavs, que sellaron matemáticamente el billete para playoffs, jugaban señalados por el descanso del big-three una noche antes contra los Clippers. Otra derrota, una contra unos Lakers que llevaban cuatro seguidas (cinco ahora), habría generado desde luego más jaleo si bien LeBron James dejó claro que él juega pensando en campeonatos y títulos y no en partidos concretos. Traducción: los que están por encima, que se arreglen y arreglen, de paso, el calendario.

No es lógico que los Lakers manejen a los Cavs con ventajas en dobles dígitos: 94-83 a 11 minutos del final. Sí que entonces se pongan manos a la obra LeBron y Kyrie Irving, un asunto que la liga empieza a saberse de memoria: 14 puntos cada uno en el último cuarto (28-43), en cuyo ecuador se produjo el vuelco definitivo, de 97-91 a 111-106. Kyrie acabó con 46 puntos y una serie de 16/21 en tiros. LeBron, 34 (6 rebotes, 7 asistencias) y 13/22. Y Kevin Love (26 minutos en su reinserción post lesión), 21+15. En total, 101 puntos para el big-three, que alcanzó por primera vez los cien totales en el mismo partido.

Tuvo que ser a base de anotar, porque la defensa de los Cavs apenas emite señales de vida desde el All Star, y contra unos Lakers en día bueno que dejaron a LeBron y Kyrie, los patrones de la actual NBA, hablando maravillas de Brandon Ingram y D’Angelo Russell. El primero acabó con 18 puntos y 6 rebotes (tiene 19 años) y el segundo se convirtió en el laker más joven en alcanzar 40 puntos: 21 años y 24 días. Eso sí, solo metió 3 en el último cuarto. 14/22 en tiros, 7/12 en triples y 6 asistencias para 14 puntos de sus compañeros. En total, responsable de 54 puntos de su equipo en uno de esos días que explican las razones por las que los Lakers le conservan mucha fe aunque tenga evidentes altibajos entre unos partidos y otros. Luke Walton, que ha jugueteado con su rol como si estuviera probando sus capacidades antes de un verano clave para la franquicia, comenzó poniendo el juego en manos de Clarkson (19+6) pero viró hacia Russell en cuanto vio (18 puntos en el primer cuarto) que el ex de Ohio State estaba en uno de esos días. No bastó, pero al menos los aficionados angelinos no se fueron del Staples con el gesto torcido de otros (muchos) días.

Los Suns pierden den Detroit

Los Cavaliers (46-23) vuelven a manejar 2 partidos y medio de ventaja sobre los Celtics cuando les quedan 13 por jugar. Los Lakers (20-50, cuarta temporada seguida con al menos 50 derrotas) siguen a dos de unos Suns a los que desde luego no quieren atrapar pensando en la próxima lotería del draft, donde necesitan un pick top-3 para no perder su primera ronda (destino Philadelphia). Los Suns (22-48, cuatro derrotas seguidas), cayeron con estrépito en Detroit (112-95) ante unos Pistons que se aferran a los playoffs (34-36, igual que los Heat que son novenos y con un partido de ventaja sobre los Bulls) con Caldwell-Pope (23 puntos, 8 asistencias, +26 en pista) como mejor noticia en una temporada marcada por las serias dudas que están sembrando sobre su evolución y rol tanto Andre Drummond como Reggie Jackson. A los Suns, que ya solo piensan también en la próxima temporada (es decir, en el draft) y que jugaron sin Devin Booker, el segundo tiempo se les hizo muy largo (65-46). Marquese Chriss sigue asentándose (16 puntos, 7 rebotes) y Tyler Ulis enviando señales positivas (17 y 11 asistencias).

 

0 Comentarios

Mostrar