Estás leyendo

Ricky Rubio, adiós a los playoffs: "Parece que nos da lo mismo"

NBA

PELICANS 123-TIMBERWOLVES 109

Ricky Rubio, adiós a los playoffs: "Parece que nos da lo mismo"

Derrota, tercera seguida, de los Wolves ante los Pelicans, que remontaron 13 puntos. Los dos tienen casi imposible llegar a playoffs.

En esta gira hemos jugado como si nos diera todo igual, es culpa nuestra que afrontemos partidos como estos tres últimos como si no fueran importantes cuando han sido en realidad los más importantes de toda la temporada”. Habla Ricky Rubio de una gira nefasta (derrotas en Boston, Miami y Nueva Orleans) y de tres derrotas seguidas (y cuatro en cinco partidos) que han segado por la vía rápida (no matemáticamente, sí en el mundo real) las opciones de los Timberwolves de estar en playoffs: 28-41, a cinco partidos del octavo puesto cuando les quedan trece por jugar (y a los Nuggets, octavos, otros trece). Serán trece años sin playoffs, doce sin llegar al 50% de victorias en Regular Season. Ninguna franquicia ha sido tan consistentemente mediocre (en el mejor de los casos) como los Wolves. Este es sexto año de Ricky que, pese a su emergencia y la aparición fugaz de su equipo a última hora, se vuelve a quedar con la sensación de dejar el trabajo sin hacer.

Los Wolves cayeron (123-109) contra otro que llega tarde, esos Pelicans que empiezan a hacer click con DeMarcus Cousins a bordo pero que (29-41, ahora delante de Minnesota) están a 4 partidos y medio de las eliminatorias aunque han ganado cuatro de los cinco últimos. El triángulo que forman Cousins (15 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias), Anthony Davis (28+12+3) y Jrue Holiday (21+3+7) juega cada vez con más cohesión y sabiendo que hay otros compañeros en pista: hasta seis jugadores superaron los 10 puntos (22 en 21 minutos Jordan Crawford, que ha regresado a la NBA a toda máquina), y el big three de Luisiana solo anotó 2 de los 12 puntos que cerraron el partido en un parcial de 12-0: de 102-99 a 114-99.

Castigo para unos Wolves que llegaron a estar 37-50 superado el ecuador del segundo cuarto, pero que se hundieron después, también un Ricky que apenas produjo en el último cuarto y medio después de un primer parcial espectacular. Al final, 10 puntos y 14 asistencias para el base español, evidentemente tocado tras la derrota.

Towns terminó con 33 puntos y 6 rebotes y Wiggins con 25 puntos y muy poquito de lo demás y los Wolves cierran una gira de tres partidos que ha sido un cruel jarro de agua fría cuando se habían metido en su dinámica más positiva en mucho, muchísimo tiempo. Y el caso es que dos equipos que reúnen a Cousins, Davis, Wiggins y Towns verán los playoffs otra vez por televisión. Salvo milagro. Unos porque se acoplan sobre la marcha y a la carrera, los otros porque apenas enseñan brotes verdes entre las paladas de nieve que siguen cubriendo el futuro en Minnesota.

0 Comentarios

Mostrar