Estás leyendo

Los Celtics se enfadan porque no se les respeta: "Es una locura"

NBA

PLAYOFFS NBA | BULLS-CELTICS

Los Celtics se enfadan porque no se les respeta: "Es una locura"

Los Celtics se enfadan porque no se les respeta: "Es una locura"

Winslow Townson

USA Today Sports

"Veo la television, todas las tonterías que se dicen, y ya nos dan por eliminados. Estoy acostumbrado, nadie valora lo que hacemos".

Los Celtics han terminado en primera posición del Este la Regular Season y tendrán ventaja de campo en todas las eliminatorias de su Conferencia. Han ganado 53 partidos, cuarta mejor marca de toda la NBA, menos de cuatro después de entrar en remodelación integral tras la salida de Paul Pierce y Kevin Garnett. Los Celtics, en definitiva, creen que son mejores de lo que mucha gente está diciendo antes de su estreno en playoffs. Y están enfadados.

“Veo la television, todas las tonterías que se dicen, y veo que ya nos dan por eliminados. Estoy acostumbrado pero es una locura. Nadie valora lo que hacemos. Si somos primeros de Conferencia resulta que somos el peor primero de Conferencia de los últimos años… Si yo viera a otro equipo en esa posición pensaría que tiene opciones de llegar a las Finales. Pero con nosotros siempre hay alguna pega, así que intentamos no darle importancia y centrarnos en hacer nuestro trabajo en la pista”, aseguró Isaiah Thomas horas antes de conocer la muerte de su hermana en accidente de tráfico, un mazazo terrible a pesar del que quiere jugar el partido ante los Bulls.

Parte del problema está en que ronda por la NBA la sensación de que los Cavaliers volverán a ser imparables cuando metan la sexta velocidad… aunque han firmado una muy mala Regular Season y tampoco dieron buenas sensaciones en defensa en su estreno en playoffs contra los Pacers. Además, la primera ronda Celtics-Bulls será la más igualada por diferencial de puntos de las que han enfrentado a un primero contra un octavo desde el Lakers-Thunder de 2010: 2,2 puntos entre el +0,4 de los Bulls y el +2,4 de los Celtics, que tienen solo la octava mejor marca de la Regular Season.

Problemas con el rebote y la intimidación defensiva, falta de estrellas de primerísima magnitud… los argumentos suelen repetirse a la hora de no confiar demasiado de cara a las eliminatorias en los Celtics. Pero a Jae Crowder, como Isaiah un jugador que extrae motivación de los momentos de su carrera en los que se ha sentido infravalorado, le da lo mismo: “Nuestra meta es ser campeones. Y no necesitamos más motivación más allá de eso. No esperamos que todo el mundo esté de nuestra parte, pero mientras en el vestuario todos creamos en lo que hacemos y en lo que quiere nuestro entrenador, seremos capaces de cumplir cada noche. Creemos en nosotros, no necesitamos la confianza de nadie más”.

Marcus Smart, otro de los guerreros de Brad Stevens, también deja claro que escuchan lo que se dice a su alrededor y se preparar para llevarle la contraria a todo el que no apuesta por el verde: “Estamos acostumbrados, en este equipo todos hemos sido infravalorados y por eso nos va así de bien: siempre jugamos con ese extra de motivación. Da igual lo que digan, nos centramos en lo que podemos controlar. Si a priori este equipo no tenía que haber acabado tan arriba en la clasificación, eso es una prueba de lo que somos capaces de lograr. Del corazón y el hambre que tenemos”.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar