Estás leyendo

Wall (32+14) baila a los Hawks y Washington golpea primero

WIZARDS 114 - HAWKS 107 (1-0)

Wall (32+14) baila a los Hawks y Washington golpea primero

Una exhibición del base en el tercer cuarto acabó otorgando el triunfo a los Wizards en su regreso a los playoffs. Schröder (25+9) no dejó de luchar.

Los Wizards se apuntaron el primer asalto de la eliminatoria ante los Hawks porque, básicamente, contaron con John Wall en sus filas. Tras el paso atrás dado el anterior curso en DC, el base dejó su sello en el regreso a los playoffs de los capitalinos. Atlanta no entregó la cuchara pese a rozar el KO en varias fases de la segunda parte. Dennis Schröder no dejó de luchar, pero no pudo hacer nada por contener el festival de Wall en el tercer cuarto. Completamente desatado, el ex de Kentucky deslumbró en un tercer cuarto que acabó resultando decisivo en el devenir del encuentro. Acabó firmando 32 puntos (récord personal en la postemporada), 4 rebotes y 14 asistencias. Superior.

Los locales aprovecharon la caraja inicial de los pupilos de Budenholzer para situarse por encima de la barrera psicológica de la decena de puntos (23-12). Las pérdidas del rival les permitían correr. Wall mostraba su hambre, de la que rápidamente se contagiaba Markieff Morris. Le dio suerte la presencia en la grada de su gemelo Marcus en la grada (el ala-pívot de los Pistons se presentó con una camiseta de los Wizards y, cómo no, con el dorsal '5' de su hermano). 448 partidos después de Temporada Regular, Kieff festejó su estreno en los playoffs protagonizando una intensa batalla con Paul Millsap de la que salió airoso. 

Ambos equipos exhibieron desviación de mirilla (15/53 triples entre ambos), si bien los pupilos de Scott Brooks mostraron mayor determinación a la hora de encarar el aro. Una mina que no encontraron los Hawks, mucho más encorsetados en ataque (18 asistencias por 28) y que sobrevivieron gracias los 32 tiros libres que lanzaron (faceta en la que sí consiguieron doblar a su rival). Pese a ello y su mal arranque consiguieron marcharse al descanso arriba en el marcador (45-48). La entrada de Bazemore, Muscala e Ilyasova revitalizó al herido e hizo colapsar a la segunda unidad de Washington. También partió desde el banquillo un Calderón (2 tantos en 8 minutos) que volvía así a disputar las eliminatorias por el anillo tres años después.  

Pero, como señalábamos antes, el show del mago Wall cambió el signo del primer asalto de la eliminatoria. Penetraciones imposibles, crossovers para lanzar solo a canasta... ¡Hasta saltó el banquillo visitante! Imagen que sirve como metáfora para ilustrar el factor diferencial. Esos minutos de absoluta inspiración devolvieron el mando a los Wizards. Diferencia que se fue ampliando a medida que el mago seguía con su actuación. "MVP, MVP", le cantaba la grada, entregada a la causa de su estrella. 

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar