Estás leyendo

Las claves de las eliminatorias de cuartos de la Euroliga

Turkish Airlines Euroleague

EUROLIGA

Las claves de las eliminatorias de cuartos de la Euroliga

Othello Hunter.

EMILIO COBOS

DIARIO AS

Este martes arrancan dos de los duelos del playoff (CSKA-Baskonia y Panathinaikos-Fenerbahçe) y el miércoles los otros dos (Madrid-Darussafaka y Olympiacos-Efes).

Los playoffs de cuartos de final de la Euroliga al mejor de cinco encuentros empiezan este martes con dos eliminatorias (CSKA-Baskonia y Panathinaikos-Fenerbahçe). Las otras dos arrancarán el miércoles (Real Madrid-Darussafaka y Olympiacos-Efes). Los segundos encuentros se jugarán el jueves y el viernes, respectivamente. La próxima semana, otros dos duelos cambiando de cancha y si hiciera falta un quinto, el martes 2 de mayo. La Final Four espera en Estambul (19 y 21 de mayo).

Real Madrid (1) – Darussafaka Dogus (8)

El peso de la historia. El Madrid, tras catorce años sin alcanzar la Final Four (1997-2010), aspira a meterse entre los cuatro mejores por quinta vez en siete años (un título y tres finales). El Darussafaka tiene plantilla, pero le falta experiencia individual y colectiva en su segunda campaña en la élite. David Blatt es la baza del club turco para darle una vuelta de tuerca más a un buen grupo de jugadores.

Estilo de juego. Ambos equipos poseen un gran potencial ofensivo. Anotación y velocidad, pero los blancos han sido mucho más sólidos y regulares en la fase regular: catorce triunfos en los últimos dieciséis partidos y el average ganado a todos sus rivales menos a uno, el Panathinaikos. El Real tiene más piezas decisivas y la calidad de su juego interior es muy superior. En el Darussafaka, el base Bradley Wanamaker es la clave de todo, bien respaldado por dos anotadores muy peligrosos: el base-escolta Scottie Wilbekin y el alero Will Clyburn. Por dentro, resulta fundamental la pujanza en el rebote de la joven promesa Ante Zizic, que jugará en los Celtics el próximo curso. Un bloque aún en formación, con muchos altibajos. El pronóstico unánime es la victoria del Madrid, aunque Bagatskis (entrenador del Maccabi y exayudante de Blatt en el Darussafaka) cree que la serie se alargará hasta un quinto duelo.

Panathinaikos (4) – Fenerbahçe (5)

El duelo más incierto. Xavi Pascual ha hecho un gran trabajo en Atenas y el PAO vuelve a contar en los pronósticos. El factor cancha es su gran aliado para volver a una Final Four cinco años después. En el OAKA solo ha perdido un partido este curso en la fase regular (ante el Olympiacos). Fuera, sin embargo, baja mucho: diez derrotas en quince salidas. Es ligeramente favorito con el 3-2 como resultado más probable en las casas de apuestas, aunque el siguiente marcador más repetido es el 1-3 del Fenerbahçe. Si los de Obradovic (el técnico serbio levantó cinco Euroligas con el Panathinaikos) arañan un triunfo en Atenas, podrían sentenciar en Estambul sin llegar al quinto. Paradoja: son los terceros favoritos al título tras el CSKA y el Madrid, aunque no lo sean en esta eliminatoria.

Muchos problemas con las lesiones. Los dos equipos han sufrido varias bajas durante el curso, sin embargo el Panathinaikos llega mejor a esta parte decisiva. El Fenerbahçe no ha terminado de encontrarse y necesita a todas sus piezas en forma, ya que los jugadores turcos no cuentan demasiado a este nivel para Obradovic. Udoh es un gigante en la zona y Bogdanovic tiene talento NBA, aunque las lesiones han castigado mucho al serbio en los últimos meses. Se ha perdido 13 partidos. Parece, eso sí, muy cerca ya de su mejor nivel. A su lado en el perímetro, Sloukas ha faltado a seis duelos. Datome y Vesely, por su parte, no han alcanzado el nivel del año pasado. Se prevé una eliminatoria táctica. Calathes, KC Rivers y Singleton forman el armazón del PAO, indiscutibles para Pascual.

CSKA Moscú (2) – Baskonia (7)

Campeón y favorito. El CSKA defiende título y juega ya sin el peso de una historia que le llevó a perder varias Final Four de manera incomprensible. Tanto que parecía maldito. Arrancó la temporada como favorito y lo sigue siendo en las casas de apuestas pese a quedar segundo por detrás del Madrid en la primera fase regular de todos contra todos. Empezó como un tiro, pero a finales de diciembre agarró un bache y no ha ofrecido un juego tan redondo y demoledor como el apuntado de salida. La pareja Teodosic-De Colo es las más productiva y probablemente la de más talento de Europa (promedian 36,2 puntos y 11,3 asistencias). La ausencia de cualquiera de los dos hace mucho daño a los de Itoudis porque Hines, Vorontsevich y Kurbanov han bajado algo sus prestaciones respecto al año anterior. Pero ambos están listos para medirse a un Baskonia que dio el gatillazo en la última jornada ante el Zalgiris en Vitoria.

Shane Larkin y Shengelia. Si hay un jugador que puede tratar de competir con la pareja mágica del CSKA ese es Shane Larkin: 13,1 puntos y 5,7 asistencias. Posee una velocidad y un talento para el uno contra uno difícil de encontrar en Europa. La recuperación plena de Shengelia, el interior más sólido al poste de los de Sito Alonso, también será fundamental. Igual que la lucha por el rebote, donde el Baskonia se ha mostrado muy sólido con Voigtmann y Hanga. Será muy difícil arañar una victoria en Moscú, pero no imposible. El CSKA ha estado en 13 de las últimas 14 Final Four (tres títulos en ese periodo).

Olympiacos (3) – Anadolu Efes (6)

Dos aspirantes muy atléticos. El Olympiacos tiene la experiencia y ambos equipos jugadores con una gran capacidad atlética, especialmente el Efes. El equipo griego sabe moverse en estas situaciones de tensión, pero necesita que Spanoulis y Mantzaris muestren un buen nivel para arropar desde la dirección a Printezis y Papanikolaou, sus dos jugadores más en forma.

Gran trabajo de Perasovic. Ha aterrizado en un club que era casi una causa perdida en las últimas campañas y poco a poco ha dado solidez a un equipo que partía de una muy buena plantilla. Es un bloque al alza y su tramo final lo demuestra: ocho triunfos en las diez últimas jornadas. Una de las dos derrotas, además, llegó en el cierre en Madrid con nada en juego. Heurtel, Honeycutt, Derrick Brown y Dunston levantan el andamiaje de un Efes que pelea por volver a una Final Four 16 años después.

0 Comentarios

Mostrar