Estás leyendo

Ricky Rubio habla de su futuro: "Te planteas muchas cosas"

NBA

ENTREVISTA A RICKY RUBIO (I)

Ricky Rubio habla de su futuro: "Te planteas muchas cosas"

Ricky Rubio choca las manos de los aficionados de los Minnesota Timberwolves.

Jordan Johnson

NBAE/Getty Images

Completada su sexta y mejor temporada en la NBA, Ricky Rubio atiende a AS: “He notado que la confianza hacia mí no era del 100%”.

Ricky Rubio (El Masnou, 1990) acaba de finalizar su sexta campaña en la NBA. Una temporada en la que se ha reencontrado con su mejor baloncesto (ha firmado los mejores promedios en puntos, asistencias y porcentajes de tiro de su carrera) y en la que se vio con un pie y medio fuera de unos Timberwolves que encadenan ya 13 temporadas consecutivas sin pisar los playoffs (la mayor sequía en la NBA actual). En esta larga entrevista telefónica concedida a AS, el base se sincera hablando de su futuro y los constantes rumores de traspaso.

RELACIONADO | Parte II de la entrevista a Ricky Rubio

¿Cómo se encuentra?

Muy bien. Física y mentalmente estoy en uno de mis mejores momentos. Me he sentido muy cómodo liderando al equipo en la pista.

¿Acaba la temporada en el mejor momento de su carrera?

Trabajo para seguir mejorando pero es cierto que he terminado en un momento tanto de confianza como de números muy bueno. No es sólo cosa de un par de semanas, llevo ya tres meses sintiendo esta confianza.

¿Esa alegría que ha vuelto a transmitir con su juego responde a una cuestión psicológica o de continuidad de partidos?

Influye un poco todo. Las lesiones me están respetando y cuento con la experiencia de llevar ya seis años en la Liga. Las cosas que me han pasado (no lo cita, pero perdió a su madre hace menos de un año) me han hecho más fuerte mentalmente. Ahora veo la vida de otra forma distinta, incluyendo el mundo del baloncesto.

¿En qué ha cambiado Ricky Rubio desde su llegada a la NBA en 2011?

Básicamente en el control del físico. Son muchos partidos y tienes que saber cómo y cuándo apretar. El paso de las temporadas te ayuda a hacerlo posible. También he aprendido a manejar el tempo del partido, mejorar en el pase, tiro…

Afirma que quiere seguir mejorando. ¿En qué aspectos le gustaría progresar más?

En ser más consistente. Durante mi carrera he tenido buenos momentos pero no fueron muy prolongados en el tiempo. Además del físico, para alcanzar esta regularidad hay que controlar las emociones.

Tiene 26 años, pero lleva más de una década como profesional. ¿Es ya un veterano o se sigue viendo como un jugador joven?

Me considero ya un veterano. Pese a mi edad he vivido ya muchas experiencias en Europa, en la NBA y con la Selección que han ido sumando y moldeándome como jugador.

Ha pasado de recibir críticas a cosechar alabanzas en cosa de unos meses. ¿Cómo se gestiona? ¿Logra abstraerse o por el contrario presta atención a lo que dicen de usted?

La experiencia es un grado y en este campo también entra en juego. Trato de no depender del mundo exterior, sino de lo que siento. Nadie mejor que yo para conocer mis sensaciones: qué y cómo debo mejorar. Soy muy autocrítico, pero sé juzgar las cosas cuando van bien o mal.
Durante el reciente cierre de mercado en la NBA su nombre capitalizó los rumores de traspaso.

¿Cómo vive uno mientras tanto? ¿Realmente se consigue desconectar?

Es una situación difícil porque en Europa no existe este sistema. Durante la temporada se oyen muchos rumores pero a medida que se acerca la fecha límite estos cogen fuerza y se producen llamadas y conversaciones entre los equipos. El negocio funciona así. Cuando el futuro no está en tus manos y depende de un acuerdo entre dos personas que puede cambiar tu vida al instante llegas a preocuparte. Es muy difícil que no te afecte, uno tiene sus sentimientos y planes. Pero como jugador hay que adaptarse a ello.

¿Se llegó a ver realmente fuera de Minnesota?

Sí, hubo llamadas al respecto. Pero hay que esperar a que todo sea oficial. He tenido experiencias pasadas en las que los rumores me colocaban en otros equipos. No tienes que hacerles caso, pero el ‘y si’ siempre está ahí… Al final no pasó nada. No hay que dar importancia a las cosas que no ocurrieron porque las que sí pasaron ya son suficientes para preocuparse.

En esos planes de futuro, ¿se ve como jugador de los Timberwolves o le gustaría probar fortuna en otra franquicia?

Tengo dos años más de contrato (hasta junio de 2019), pero con tantos rumores de traspaso la verdad es que he notado que la confianza hacia mí no era del 100%. Puede que este verano volvamos a vivir algo parecido. No puedo hacer ni pensar nada porque no seré propietario de mi destino hasta 2019.

¿Le duele esa falta de confianza? ¿Se plantea pedir ser traspasado?

(Medita la respuesta). Es cierto que te planteas muchas cosas, así que este verano me sentaré para analizar todo lo ocurrido y valorar la temporada. (Vuelve a pensar). Cuando tu nombre aparece constantemente en los rumores uno se siente afectado.

Supongo que también tendrá presente la situación deportiva del equipo. Otro año más sin jugar los playoffs…

En Minnesota hay futuro y un muy buen proyecto, pero todo se tiene que valorar. La temporada ha sido difícil. Como equipo joven que somos, tuvimos que adaptarnos al nuevo entrenador. Al final conseguimos una dinámica positiva hasta que en gira de mediados de marzos dimos dos o tres pasos hacia atrás. La lesión de Nemanja Bjelica nos afectó mucho porque estaba jugando a un gran nivel. De nuevo nos quedamos a las puertas de los playoffs. Y ya son seis años sin jugarlos.

Elija: ¿jugar los playoffs o ser all star?

No hay duda. Los playoffs están en mi mente. Quiero jugarlos y disfrutarlos.

Fue testigo de los últimos coletazos de Kevin Garnett en la Liga.

A pesar de que ya se encontraba al final de su carrera se le veía que era un jugador especial simplemente por su carácter ganador. Esto se dice a menudo, pero pocos lo han demostrado como él.

Se entiende muy bien con Karl-Anthony Towns. ¿Qué se puede esperar de él?

Puede llegar ser lo que él quiera. Tiene todo para ser un grandísimo jugador. Si bien es cierto que otros muchos tenían cualidades parecidas y luego no cumplieron las expectativas. La NBA está hecha para jugadores muy fuertes mentalmente. Aunque Towns es especial. Tiene mucho futuro.

¿Y de Wiggins?

Es un jugador diferente. Tiene todas las condiciones atléticas para ser de lo mejor de la Liga. Nos ha dado algunos partidos sacando el carácter y anotando la canasta ganadora. Pero para ser un jugador franquicia y all star tienes que ser más consistente. Tiene 21 años y se esperan muchas cosas, pero hay que valorarle por lo que es ahora y no por lo que puede llegar a ser.

La NBA vive una época dorada en lo que a bases, su posición, se refiere. ¿Alguno que le haya llamado especialmente la atención estos años?

Es difícil nombrar a uno solo. Esta posición atraviesa por un muy buen momento, tanto que muchos bases de esta generación acabarán en Salón de la Fama (Hall of Fame). Depende mucho del estado anímico y de forma en el que cada uno se encuentre. Aunque, por ejemplo, Kyrie Irving tiene ese algo especial. Es un anotador puro difícil de frenar.

¿Más complicado de defender que Stephen Curry?

Depende de la noche que tenga cada uno (ríe). Cuando Curry está tocado por la varita es... Antes decía Irving porque el año pasado demostró su capacidad para anotar en momentos cruciales de los playoffs y las Finales. Tampoco me olvido de Chris Paul o Isaiah Thomas, quien ha hecho gran temporada.

En las últimas semanas se ha debatido mucho sobre la idoneidad o no de dar descansos a los jugadores en la Temporada Regular. ¿Cuál es su opinión?

Los equipos quieren encarar los playoffs lo mejor que pueden físicamente. Son muchos partidos y en alguno de ellos puede que el jugador no esté al 100%. Así que un descanso, si se tiene la oportunidad, no va mal. En los casos de los Warriors o los Cavs esta temporada es cierto que se han escogido fechas muy llamativas… Es un tema complejo que creo que la NBA acabará controlando. Siempre lo ha hecho. El curso que viene habrá ya menos back to backs, lo que favorecerá a nuestro físico.

Le gusta jugar al ajedrez y leer libros que le hagan pensar en su tiempo libre. Unas inquietudes no muy acordes con la juventud actual.

Desde pequeño me ha gustado trabajar la mente. Me gusta afrontar retos, es mi forma de ser. Pero no creo que leer sea bueno y jugar a videojuegos malo. Simplemente es una cuestión de gustos.

¿Por qué cuesta más encontrar en España y Europa a deportistas que expresen sus opiniones políticas?

Son culturas diferentes. Allí al jugador se le ve sólo como a un jugador y si expresa su opinión se le encarcela según lo que diga. En cambio, en Estados Unidos hay más libertad a la hora de opinar y entrar en un debate. El deportista le sigue gustando al aficionado por cómo juega aunque ambos tengan pensamientos distintos. Pero en España y Europa cuando un deportista piensa de manera diferente se le etiqueta. Caerá bien o mal dependiendo de lo que opine. Al final somos personas con nuestra propia opinión e ideales. Hay veces en las que no opinamos para que no nos encasillen.

0 Comentarios

Mostrar